Inteligencia emocional: qué es y para qué sirve
Verdadera Seduccion | 7 de junio de 2016 | Emociones |

Inteligencia emocional: qué es y para qué sirve

© eltpics

La inteligencia emocional es una habilidad muy importante, lo mejor de todo es que se puede aprender. Igual que muchas de las habilidades que se trasmiten de unos a otros, la inteligencia emocional se puede explicar y aprender. El problema es que solemos aprender este tipo de habilidades mediante la observación y repetición de patrones y no siempre recibimos la mejor educación. No porque nuestros padres no lo hagan bien sino porque un niño pequeño no tiene capacidad de entenderlo todo y de procesar la información como un adulto. Y los padres no son psicólogos por lo que no siempre se dan cuenta o tienen las herramientas necesarias para explicar lo que el niño no ha entendido o ha malinterpretado.

El problema es que muchas veces, sobre todo en generaciones más antiguas, las emociones son consideradas una debilidad y se ha educado durante años para ocultar las emociones a los demás y para acallarlas en nosotros mismos. Las emociones consideradas negativas se esconden y no se pregonan, y las consideradas positivas en muchas ocasiones son manifestadas de forma reprimida, para no molestar a los demás o para que no piensen que alardeamos de que las cosas nos vayan bien. El caso es que las emociones, sea por lo que sea, no siempre son conocidas, aceptadas y mucho menos entendidas.

La inteligencia emocional se usa para muchas cosas, hoy vamos a contarte muchas de ellas, para que veas la importancia de dominar esta habilidad social. Pero para poder aplicar las técnicas de inteligencia emocional es básico que tengas total conocimiento sobre las emociones y sepas cómo reconocerlas, cómo interpretarlas en los demás y cómo gestionarlas en ti mismo. Si sabes gestionar tus emociones de forma consciente podrás hacer lo mismo con las de los demás, por lo menos para provocar las emociones que tú quieras en las otras personas. Te recomiendo nuestro libro Cómo convertirse en un maestro de las emociones con el que lo controlarás todo para poder aplicar la inteligencia emocional a todos los niveles.

Qué es la inteligencia emocional

Es la capacidad para reconocer las emociones y actuar independientemente de ellas. Por un lado debes saber lo que sientes y por otro lado debes controlar tu comportamiento, no siempre puedes dejarte llevar por las emociones. Por tanto la inteligencia emocional es el reconocimiento de las emociones propias y ajenas y la gestión que haces de ellas. El reconocimiento sin la gestión emocional no sirve de nada. Si reconoces lo que sientes o lo que sienten los demás pero sin saber cómo actuar en cada caso, no te sirve de nada.

La inteligencia emocional se puede dividir en cuatro componentes. Todos ellos importantes y que deben ser aplicados y controlados por igual. De nada sirve que controles uno o dos si no lo haces con el resto.

Podríamos hablar de un eje, que divide en cuatro los componentes de la inteligencia emocional.
En la parte superior está las emociones propias mientras que en la parte superior están las emociones de otros.

Por otro lado en la parte izquierda del eje encontramos los sentimientos o las emociones, mientras que en la parte derecha está la expresión o el comportamiento que corresponde a esa emoción. Es decir lo que estás sintiendo y lo que haces cuando te sientes de esa manera. Si estás enfadado la emoción puede ser la ira y el comportamiento puede ser gritar, o respirar profundamente hasta que se te pasen las ganas de gritar. Entre un comportamiento y otro hay mucha diferencia como puedes ver, y dependerá de tu nivel de inteligencia emocional.

De la misma manera en la parte inferior izquierda de este eje tenemos las emociones de los demás, ser capaz de saber cómo se siente alguien, que no es otra cosa que la empatía, de la que hablamos hace poco en el blog. Además, una vez sabes lo que sienten los demás, tu comportamiento puede variar desde gritar, como veíamos antes, a alguien que se siente sobrepasado; a darle un abrazo para transmitir confianza y tranquilidad. Tu comportamiento es independiente de lo que siente la otra persona pero puede ayudarte a acercarte a ella en mejores condiciones e incluso puede ayudarle a pasar el mal momento.

En resumen, la inteligencia emocional son una serie de habilidades que van desde el autoconocimiento y autocontrol, a la empatía y trato con los demás.

Para qué sirve la inteligencia emocional

La inteligencia emocional te servirá para relacionarte con los demás y para controlar sus emociones tanto como te sea posible. Puedes usarla para manipular los sentimientos de alguien, por ejemplo, cosa que no recomendamos, por supuesto, pero también puedes usarla para saber cómo conectar con una persona y venderle un producto o ayudarla a superar una adicción. La inteligencia emocional es muy importante en según qué trabajos. Los políticos deberían practicarla todo el día pero no parecen tenerla demasiado en cuenta. Se limitan a cumplir un protocolo y a controlar sus actos pero no son o no quieren ser conscientes de las emociones o los sentimientos de los demás.

Pero hay muchas profesiones en las que la inteligencia emocional es un punto muy a favor del profesional: profesores, psicólogos, coach, directivos, comerciales, representantes, vendedores…

Sea como sea tienes que aplicar la inteligencia emocional al trabajo que desarrolles, y puede que tengas que hacer cosas que no harías en tu vida no laboral. Por ejemplo, si eres de atención al cliente tienes que mirar por la empresa por mucho que tu empatía te indique que el cliente siente lo mismo que sentirías tú en su situación, pero darle alas para que esté más enfadado solo le perjudicará a él y a tu empresa. Tienes que encontrar el modo, de no quitarle razón al cliente, mostrarte comprensivo con sus quejas pero hacer lo que la empresa manda que hagas en esa situación.

© Swamibu

La inteligencia emocional se aplica para obtener los mejores resultados en situaciones variopintas. Comprender las necesidades del cliente y las de la empresa te hará llegar a encontrar soluciones diferentes a las que llegarías sin inteligencia emocional. Recuerda que los ingredientes son saber reconocer las emociones y saber cómo actuar en cada momento, en función de cómo te sientes tú o la persona con la que estás.

Sobre las emociones lo puedes aprender todo en nuestro libro Cómo convertirse en un maestro de las emociones, no te lo pierdas.

Comenta





Hay 1 comentario


Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)