Habilidades necesarias para tener empatía
Verdadera Seduccion | 27 de abril de 2016 | Emociones |

Habilidades necesarias para tener empatía

© Moyan_Brenn

Vamos a continuar con las habilidades necesarias para tener empatía, después de hablar ayer sobre para qué sirve la empatía. La empatía, es lo que te permite entender a los demás y comprender lo que ellos sienten sin necesidad de estar pasando por lo mismo que ellos o de haber adquirido esa experiencia en algún momento de tu vida. A todos nos es fácil imaginar cómo se siente alguien cuando pierde a una persona querida aunque nunca nos haya pasado porque solo la idea de perder a uno de nuestros seres queridos se nos hace insoportable, por tanto no es complicado de imaginar que estamos ante alguien que se enfrenta a lo peor que puede pasarte.

Pero no todas las situaciones son tan claras ni tan fáciles de comprender. Muchas veces nos encontramos ante problemas o emociones diarias, pequeñas si quieres verlo así, pero que afectan a nuestro entorno y a las personas que nos rodean y que son las que tenemos que ser capaces de comprender mediante la empatía. Hay que tener empatía cada día, no cuando nos parezca que esa persona pasa por un momento terrible o especialmente delicado, tampoco tenemos que ponernos trágicos.

La empatía necesita del conocimiento de las emociones para poder desarrollarse, si conocemos a fondo nuestras emociones y no las rechazamos sino que actuamos con ellas de forma consciente y las aceptamos y entendemos, será mucho más fácil que hagamos lo mismo con los demás. Para ello, el primer paso, totalmente necesario, es convertirte en una persona experta en emociones, te recomiendo nuestro libro Cómo convertirse en un maestro de las emociones. Cuando conozcas a la perfección todas las emociones, sus causas, consecuencias y manifestaciones serás capaz de practicar las siguientes técnicas para tener empatía hacia los demás.
Si necesitas saber para qué se usa la empatía puedes leer el artículo de ayer, donde dábamos algunas claves sobre su uso, verás que se necesita empatía para casi todo.

Cómo ser una persona con empatía

Para practicar la empatía o entender a los demás desde este punto de vista son necesarias varias habilidades que paso a explicarte a continuación:

Autoconciencia

Es básico, como ya he dicho al principio y en el resto de artículos, conocerse a uno mismo. Conocer las emociones y ser capaz de saber qué sientes, las razones de sentirse así y qué hacer con la emoción una vez la has detectado y aceptado. Esto en sí mismo ya es un gran trabajo, no todo el mundo es capaz de hacerlo sin ayuda.

© Sachiho

Autonciencia Social

Otra parte importante es ser consciente de cómo eres con los demás, de cómo te comportas, de cómo te ven y de qué efectos causas en los demás. Todos tenemos una energía diferente y hay muchas personas que arrasan por donde pasan y dejan a los demás agotados y sin energía. Son personas que queman la energía de los demás, mientras que otros hacen justo lo contrario. Tienes que aprender a entender cómo te ven los demás, qué efectos causas en ellos y cómo cambiar determinados patrones de comportamiento cuando este afecte a tu entorno social. Cada grupo de personas reaccionará con matices distintos ya que son grupos diferentes. Tienes que aprender a adaptarte al entorno.

Autogestión

El autocontrol es básico. De tus reacciones, palabras o hechos dependerá lo que sientan los demás. Hay que saber gestionar tus propias emociones, como decía en el primer punto pero también hay que saber controlar cómo las expresamos en el grupo o con otras personas. Dicho de otro modo, cómo le afecta al grupo o a la otra persona tu estado emocional. Si eres capaz de no perjudicar a los demás por tus estados emocionales ya puedes dar por hecho que te estás comportando de una forma empática.

Responsabilidad en las decisiones que uno toma

No puedes ser una persona con empatía si no tienes en cuenta a los demás a la hora de tomar tus decisiones. Es básico e imprescindible que pienses cómo afecta a los demás tu decisión y cómo se van a sentir una vez lo hagas. Además tienes que pensar otras formas de solucionar tus problemas o de tomar decisiones que no sean perjudiciales para el grupo. Eso ya es ser una persona con una buena empatía.

Asertividad en las relaciones personales

Si quieres vivir comprendiendo a los demás tienes que ser capa de hacerte entender y permitir que los demás te comprendan a ti. Nadie se abrirá a ti y te contará cómo se siente si tú no eres capaz de hacer lo mismo. No se trata de ir contándole tu vida al primero que pasa pero sí de comportarse de forma asertiva, una cualidad que recomendamos siempre que tenemos la ocasión desde este blog y que te ayudará, entre muchas otras cosas, a hacerte respetar, a expresar tus opiniones, a pedir ayuda o a negarte a hacer un favor cuando no puedes, no lo consideras necesario o no quieres hacerlo.

La asertividad también te da la oportunidad de vivir tranquilo ya que no vas a sentirte culpable cuando hagas estas cosas que comento, que suelen ser las que le cuestan a la gente, decir que no es lo que más cuesta y lo que tiene más fama dentro de la asertividad aunque hay muchas otras cosas positivas y necesarias para la buena relación con los demás y que te enseña la asertividad.

Te recomiendo leer a fondo nuestro blog, si es la primera vez que aterrizas por aquí ya que tenemos muchos artículos sobre asertividad y seguro que pueden ser de tu interés. Suscríbete para recibir las nuevas entradas y estar al día de todo, recibirás las nuevas entradas por correo electrónico cada vez que publiquemos una.

Lee sobre asertividad y sobre emociones si quieres ganar empatía con los demás. Las emociones son precisamente lo que analiza la empatía así que si no las conoces y dominas a fondo no serás capaz de sentir empatía ni de demostrarla ni nada de nada. Para ello te recomiendo nuestro libro Cómo convertirse en un maestro de las emociones.

Comenta





No hay comentarios


Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)