Habilidades gerenciales

Habilidades gerenciales

Las habilidades gerenciales son todas aquellas habilidades de liderazgo que te permiten manejar tu trabajo, tu equipo y las personas que tengas a tu cargo con un 100% de eficacia. En realidad habilidades gerenciales es lo mismo casi que habilidades de liderazgo pero al igual que queda más sofisticado «Técnico de residuos urbanos» que «Basurero» se ha puesto muy de moda ese término.

Lo que el término de habilidades gerenciales quiere captar es que la cosa va más allá del liderazgo y que incluye también otros aspectos como la productividad o creatividad. Pero lo que más importa a la hora de adquirir habilidades gerenciales es el liderazgo y la mayoría de las veces el liderazgo implica creatividad y productividad.

Cómo cultivar tus habilidades gerenciales

Si quieres cultivar tus habilidades gerenciales deberás aprender una serie de conocimientos, técnicas y estrategias acerca del liderazgo. Aparte deberás entrenarte y mejorar porque así lograrás llegar mucho más lejos en tus proyectos, empresa y allá dónde te lo propongas.

A continuación te explico que habilidades gerenciales deberás cultivar para mejorar al máximo tu liderazgo.

La capacidad de cooperar

Lo más importante dentro de las habilidades gerenciales es cooperar, si no sabes cooperar tus posibilidades de éxito se reducen drásticamente y en caso de que creas que no es así porque eres un lobo solitario, déjame decirte que tu productividad y ganancias serían muchísimo mayores a parte de gozar de más tiempo libre y más ayuda si aprendieras a cooperar.

En mi trabajo a veces coopero con otros proyectos y sitios, pero siempre te encuentras al típico que ignora a todo el mundo, aquél que no escucha y que hace oídos sordos, que es un lobo solitario. Estas personas suelen terminar cayendo por si solas. ¡No vives sola en el planeta! Necesitas de otros seres humanos para progresar y avanzar y si eres incapaz de entender esto es que jamás podrás cultivar tus habilidades gerenciales.

Muchas personas no saben cooperar y su forma de hacerlo es: «oye, tú me ayudas» y cuando la otra persona pregunta: «¿Y yo que saco a cambio?» Entonces ellos responden: «Nada, ayudarme».

Al igual que tú no haces nada por los demás si no obtienes algo a cambio los demás tampoco harán nada por ti si no obtienen nada a cambio. Un buen cooperador sabe dar y recibir, sabe cultivar las habilidades para cooperar y hacer que la otra persona ceda a la vez que obtiene algún beneficio.

Las personas no son almas caritativas, si fuera así no habría tanta hambre en el tercer mundo. Debes aprender a tratar con los humanos y hacer que cooperen para tener unas buenas habilidades gerenciales.

La capacidad de convencer

Convencer es otra de las grandes habilidades gerenciales que tienes que cultivar si o si. Me he pasado años y años estudiando y practicando la capacidad de convencer y por ello saqué un ebook totalmente revolucionario con técnicas de manipulación tremendamente efectivas:  Como manipular a cualquier persona.

La capacidad de convencer no es otra cosa que estructurar la información de tal forma que la hacemos muy atractiva para nuestro interlocutor, a parte, hay una serie de técnicas y estrategias que tienen un gran efecto en la mente humana a la hora de convencer. Por ejemplo, un ejemplo que me gusta poner es a los políticos. Ellos cuando quieren manipular la verdad dan mucha importancia a las palabras que usan.

Habilidades gerenciales
Photo Credit: Miguel Pires da Rosa

Quieren imponer un pago pequeño al sistema sanitario español que, hasta ahora, era universal para todos los españoles y pagado con el impuesto de todos. Pues bien, los políticos quieren llamar a este previo-pago : «COPAGO». Esto en tu mente lo sitúa como si ellos lo pagaran, como si fuera totalmente gratuito y tú te estuvieras aprovechando de ello, pero de esta manera aportarías un poco de dinero así que sería justo. ¡MENTIRA!

Es increíble como una palabra puede tener tanto efecto para dejar a la gente atontada y creyendo las palabras de un político. En realidad la palabra real tendría que se: «REPAGO». Porque NINGÚN político paga la sanidad, la pagamos con nuestros impuestos entre todos los españoles, es más, los políticos cuestan dinero porque NOSOTROS les pagamos a ellos con los impuestos. Que una persona que cobra de ti llame COPAGO a algo que tú ya estás pagando es un insulto a la inteligencia.

Pero los políticos usan estas estrategias y se salen con la suya porque aunque el ser humano es un ser inteligente también es cierto que es muy fácil de engañar y manipular. Hay personas que son tan habilidosas convenciendo que logran que la gente vaya contra sus propios intereses.

No olvides nunca que si quieres tener buenas habilidades gerenciales deberás desarrollar tu capacidad de convencer al máximo, pero no para mal como los políticos sino para bien.

Simpleza, creatividad, innovación e inteligencia 

Unas buenas habilidades gerenciales implican que hay que saber cuando elegir una estrategia u otra. Normalmente el camino más fácil es también el más efectivo, pero a veces hay que ser creativo e innovar para dar con el éxito. Tampoco hay que hacer lo contrario, es decir, querer impresionar e innovar siempre dando 10.000 rodeos cuando de forma sencilla podrías conseguir lo mismo o incluso obtener más resultados.

Te pondré un ejemplo sencillo. Hay personas que ante proyectos pequeños, nuevos o insignificantes quieren liderar de una forma magistral y se empeñan en que todo salga a la perfección. Así que alargan mucho el proyecto, estresan a todo su equipo y ralentizan todo con la idea de que todo salga impecable. El resultado es que se tarda muchísimo y encima no hacía falta tanto.

Cuando habiéndolo hecho rápido y bien habrías podido ir a por otra cosa y terminar más cosas.

Un líder gerencial no solo debe liderar sino que debe saber cuando hay que usar una estrategia u otra. Pero sobretodo un líder debe aprender a tragarse su ego y orgullo para poder avanzar. Te voy a poner un ejemplo de un líder gerencial que por culpa de su orgullo y ego terminó quebrando su propio proyecto.

Este líder al que llamaremos Pepe montó un negocio con varios empleados, pero siempre tenía la misma estrategia y forma de proceder. Dicha estrategia, lo que vendía terminó siendo demasiado suyo, demasiado tosco. Sus páginas comenzaron a perder posicionamiento y a perder clientes. Todo porque él se negaba a admitir que su modelo de negocio había quedado obsoleto, desfasado y que necesitaba actualizarse.

Muchas veces el peor enemigo de las habilidades gerenciales es cuando el ego y orgullo de una persona le impiden avanzar.

El Carisma gerencial

Tener carisma es algo que reforzará tu poder de convicción y cooperación. Tener carisma es sinónimo a potenciar tu liderazgo en todos los niveles. Las personas son superficiales y quieren un líder con carisma así que cultivar tu carisma siempre hará que tu liderazgo sea mucho más efectivo y fácil.

Si quieres aprender todas las habilidades gerenciales, COMPRA AHORA nuestro videocurso: Como liderar (Incluye el Especial: Como vencer conversaciones)

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable y se ve online, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

2 respuestas a «Habilidades gerenciales»

  1. Muy interesante vuestra opinión, para ampliar el enfoque principal del tema, en adición a la posición estratégica y las competencias básicas de liderazgo.

Responder a Daneris Maryori Quiñones Quispe Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.