El Poder del nombre: Controlar la acción de los demás

Buenas. Anteriormente hemos conocido los Anclajes. Un anclaje es una asociación interna o externa a otra asociación interna o externa. Es decir: Voz suave, te recuerda a la voz de tu madre cuando te hablaba de pequeño. O una canción que sin saber porque nos trae recuerdos del pasado (esto suele ser lo más común). El nombre es un fuerte anclaje establecido y que se ha establecido y reforzado a lo largo de la vida. Por lo tanto digo… Usemos ese poder como tal

Recomendación:

Si la gente pensara un poco más en lo que le rodea os aseguro que estas técnicas las aprenderían por si mismos. Así que para aprender estas técnicas tan solo tienes que reprogramar tu cerebro y empezar a fijarte psicológicamente TODO en cuanto te rodea. Al principio tendrás que hacerlo de forma consciente, en 1 año todo este proceso de analizar será inconsciente y te beneficiarás de todo lo que te aportará.

Ahora sigamos con el tema…

El Poder del Nombre un ejemplo metafórico

El Perro y su nombre

Somos plenamente consciente de que un perro no puede hablar ni respondernos, generalmente no nos entiende, debe ser capaz de memorizar muy muy pocas palabras y mucho menos saber lo que significa, es muy posible que responda a las órdenes mediante anclajes de gestos, tono de voz… Cuando a un perro le dices: «¡para!» te hará caso, silas otras veces que les has gritado: «¡para!» han venido seguidas de otros «¡para!» y alguna que otra patada o puñetazos. Hay mucha gente que disfruta pegando a los perros, a veces caminando por la calle he visto hombre pegar auténticos golpes a los perros. En mi opinión es una actitud bastante cavernícola y de ser humano de segunda. Si entendieras los anclajes, y te supieras controlar no haría falta pegarle a un pobre perro.

¿Lo primero que se te viene a la cabeza para que un perro se obedezca cual es? Imagínate que quieres que tu perro (si es que lo tienes) te obedezca y venga hacia ti. ¿Cómo lo harías?

Exacto.. gritándolo por su nombre. Cuando quieres que un animal te haga caso, le prestas toda la atención del mundo y le gritas por su nombre. En este caso al perro se le queda anclado:

Esa palabra = «perro, prestame atención, ey préstame atención» .

Eso es lo que el perro asocia con esa palabra. Según el tono de voz puede que la asociación del perro cambie.

Los humanos y los nombres

En un humano podemos hacer exactamente lo mismo. Y, además, los humanos al ser más inteligentes se nos asocian más anclajes. Cuando dicen nuestro nombre nos sentimos importantes, nos sentimos más validados, sentimos que somos alguien, con lo cual, cuando alguien pronuncia nuestro nombre nos puede manipular de mejor forma.

Supongamos que quieres que un amigo tuyo te acompañe al baño. Ese amigo podría hacerse el resistente si le dices.

«Ey, acompáñame al baño»

En cambio, si lo dices por su nombre:

«Paco, Paco, acompáñame al baño»

Al decir el nombre se establece una orden directa de: Préstame atención, que seguido de otra orden se establece muy probable de que esa persona cumpla ese requisito.

La Repetición seguida del Nombre

Desde pequeños y hasta el día de hoy, una forma de que no hiciéramos algo era repetir nuestro nombre seguidamente. Pongamos por ejemplo del niño al que se le cae la pelota en el patio de la vecina y su madre no quiere que vaya. Empezará con:

«paco, no vayas», «Paco, haz el favor de no ir…» «¡¡¡¡PACO!!!, PACO, ¡¡PACOOOO!!»

La forma en que tiene la madre de influir en él es gritando su nombre una y otra vez en tono imperativo y a veces amenazante. Lo bueno es que TODOS estos anclajes se nos acumulan desde la infancia y el secreto para ti es… que puedes utilizar esto a tu a favor para que la otra gente se predisponga a hacer cosas. Obviamente usar estos trucos no harán que alguien haga algo en contra de su voluntad, pero si ejercerán una presión en la psicología para peticiones pequeñas y medianas. Pongamos por ejemplo el caso de Paco y el baño. Te aconsejo repetir su nombre en el menor tiempo posible, sin que quede raro:

«Paco, voy al baño, Paco, ¿me acompañas Paco? Acompáñame Paco»

Esto es sutil pero importante. Tienes que tener en cuenta los anlajes que se te han establecido con tu nombre desde pequeño. Puedes meditarlo quizás 30 minutos o una hora, entonces puedes darle suelta a tu imaginación e imaginarte las posibilidades con las que puedes usar el Poder del nombre. Piensa que los anclajes que se te han generado con tu nombre, MUY probablemente también se hayan generado en el nombre de los demás.

Si quieres aprender a controlar a los demás, COMPRA AHORA nuestro libro-ebook descargable: Como manipular

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

7 respuestas a «El Poder del nombre: Controlar la acción de los demás»

  1. Buenas jack:

    la transferencia ya est´ hecha.

    me gustaría que me enviaras el libro en el menor tiempo posible.

    mi correo lo tienes  (a parte de en el parte de la transferencia) lo he puesto dónde ponia e-mail.

  2. hola jack! me ha parecido de verdadero interés este artículo, puesto que es algo en lo que mucha gente no piensa en el momento de dirigirse a una persona (en este caso un chica), puesto que para ellas, pienso, que es algo que las puede llegar a hacer sentir un estado de confort genial, dicho de una manera dulce y cariñosa. genial, un saludo Jack ! !

  3. hola maestro jack exelente el blog una pregunta: En los otros temas que he leido acerca de los ancaljes cuando se esta en una dicoteca  tu dices que no es bueno tocar a las chicas tan rapido tampoco para sacarlas a bailar porque es una mal anaclaje. y me parece cierto. y esta exelente. , por lo menos uno tiene que esperar entre media hora o una hora para poder hacerle algun tipo de anclaje tocandola cierto. para hacerle algun quino, pero hay algo que no tengo claro en el video que sales en una discoteca con una hica cuando le haces el anclaje en el hombro se lo haces despues de un rato de conversar con ella o se lo haces al instante porque ahi mensionas que eso sucede en tan solo 15 segundos eso es lo que no entendi quisiera que me aclares eso. y tambien que tipo de anclaje le estas haciendo cuando le tocas el hombro en que estado esta?  le estas asociando el nclaje a algun tipo de situacion o momento ? O solo es necesario tocarla y hacerle quino para que ella se sienta mas comoda ? Qusiera que me aclares eso puntos.gracias chao.

  4. ¡Hola!, tu articulo me va a servir cuando los niños a los que proximamente les voy a dar clases se porten de manera inadecuada, asi sabran que los tengo localizados. Sin más por agregar sigue haciendo estos articulos, son maravillosos. Adios.

  5. tengo un perro cocker de 5 meses y la verdad no lo puedo dejar solo lo ronpe todo , mi marido cuando lo be le regaña pero el no hace caso solo hace caso cuando le pega en el morro el solo ba y se castiga , no se si estara bien que se le tenga que pegar en el morro , pero entonces que tengo que hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.