El éxito es sinónimo de dedicación

© Joan Valls

Muchos creen el éxito es cuestión de suerte. De estar en el momento justo en el lugar apropiado. Y puede que tengan razón, pero como con la lotería, en el que solo se premia un número y no te hace falta más que uno para ganarla, cuantos más tengas más probabilidades tienes de que te toque.

Por tanto, el éxito como tantas otras cosas en la vida es sinónimo de esfuerzo y dedicación. Cuanto más lo intentes más probabilidades tienes de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, más opciones tienes de conseguirlo y por supuesto más aprenderás sobre el tema que tratas. El éxito es como una carrera de fondo, cuanto más entrenes más posibilidades tienes de ganarla. Sobre el éxito hemos escrito un libro titulado, precisamente, Lucha por tus sueños, cosa que ya deja clara nuestra creencia que hay que dedicar tiempo y esfuerzo para conseguir las cosas que uno quiere.

Para que te quede mucho más claro esto que digo, y para ver si puede servirte de inspiración te dejo algunas frases populares que tratan sobre este tema y que reflejan bien que la dedicación y el esfuerzo son prácticamente el único camino hacia el éxito.

Hasta que no te valores a ti mismo no valoraras tu tiempo. Y hasta que no valores tu tiempo no harás nada con él. –M.Scott Peck

O dicho de otro modo, si valoras lo que quieres, y lo quieres lo suficiente, entenderás que no hay modo mejor de pasar tu tiempo que haciendo lo que más te gusta, lo que más deseas en el mundo. Haz algo para conseguir tus propósitos. Todos tenemos problemas de tiempo, pero todos, casi sin excepción, sacamos tiempo para hacer cosas que no nos repercuten en nada positivo. Sacamos tiempo para ver la tele o para navegar por internet pero no lo hacemos para leer un libro. Esto puede valer si me dices que prefieres ver la tele, que te gusta más, que leer pero no para excusarte de que no tienes tiempo para luchar por tu sueño. El tiempo es limitado y tenemos que tener claras nuestras prioridades a la hora de emplearlo. Tu familia, tus hijos, tu pareja, además del trabajo, inevitable para sobrevivir, estarán en cabeza del tiempo empleado, pero deja de perder el tiempo con otras cosas y empléalo en dedicación al sueño que quieres cumplir.

  Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes. – Confucio

Pues eso, lo dice muy claro Confucio en esta frase. Si sabes lo que tienes que hacer y no lo haces.. estás perdido. Podríamos pensar que es que no te interesa lo suficiente pero probablemente es que no tienes voluntad como para hacer frente a las muchas distracciones con las que puedes encontrarte en tu día a día y que te separará de tus objetivos. Recuerda que practicar, hacer, y estar allí es necesario. Así que tienes la obligación de dedicarle tiempo a tu sueño, a no ser que te escudes en la falta de tiempo para justificar que no lo consigues… No seas mentiroso contigo mismo y reconoce que si no lo has conseguido es por culpa de no haber puesto ganas de verdad. Sí, cuando queremos algo tenemos el riesgo de fracasar, pero si no lo intentamos no lo conseguiremos nunca. Y con eso llegamos a la siguiente frase que dice esto de forma muy clara:

Los ganadores nunca abandonan y los que abandonan nunca ganan.- Vince Lombardi

Si no lo intentas, si no participas no podrás ganar nunca. Así que no busques excusas, deja tus miedos a parte y atrévete a fracasar las veces que haga falta hasta conseguir lo que quieres. Las victorias son de los valientes, de los que lo intentan. Quedarse sin hacer nada no va a llevarte a ningún sitio. Cuando lo consigas y ya no tengas que dedicar gran parte del tiempo a intentarlo podrás descansar, relajarte y distraerte con otras cosas. Pero de momento enfócate en lo que quieres. Y haz.

© zigazou76

El éxito es la suma de pequeños esfuerzos–repetidos un día sí y otro también.- Robert Collier

No hace falta agotarse, simplemente intentarlo un rato cada día. Si quieres correr una maratón tendrás que correr a menudo, cada vez un poco más que la anterior, sumando cada día un nuevo reto al que ya has superado. La meta está detrás de la suma de pequeños esfuerzos. Así que ponte una meta y divide los tramos que tienes que recorrer hasta conseguirlo. Tú puedes. Si no lo consigues que no sea por no haberlo intentado. ¿No te parece?

Nada es particularmente difícil si lo divides en pequeños trabajos.- Henry Ford

Te lo decía antes, si divides el trabajo total en pequeñas etapas llegar a cada una de ellas será mucho más fácil y poco a poco estarás cada vez más cerca de tu objetivo. Si lo que quieres conseguir es muy grande márcate pequeños objetivos que vayan sirviendo de camino, aprendizaje y un poco de recompensa. Imagínate que quieres ser cantante, es un ejemplo que hemos usado otras veces. Lo suyo sería formarse en primer lugar. A medida que vas superando cursos y alcanzando niveles superiores podrás decir que estás cada vez más cerca de tu objetivo. Cuando ya cuentas con una buena formación el siguiente paso será cantar ante público, con lo que puedes aprender a controlar los nervios, a observar las reacciones de la gente… Eso lo puedes hacer de forma gradual, empieza por conocidos y amigos, consigue cantar en la boda de unos amigos, que te contraten en un bar con espectáculo nocturno… Si consigues eso ya podrás decir que eres un cantante profesional. Prueba con cantar para spots publicitarios, formar parte de una orquesta, acudir a concursos… hay muchas maneras de ganarse la vida con lo que uno quiere o de ver cumplido su sueño. También tienes que aceptar que a veces no llegará de la forma que tú lo esperabas, pero que no sea así no significa que no llegue.

Déjate inspirar por estas frases y lee nuestro libro Lucha por tus sueños que te ayudará a planificar y a ver las cosas más claras antes de tirar la toalla. Recuerda que no puedes abandonar ninguna lucha sin haber peleado lo suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.