Distorsiones cognitivas: la visión catastrófica

© Luciano Dinamarco

Hoy quiero hablar de una distorsión cognitiva que a muchos os resultará muy familiar. Como siempre es más fácil ver cuando le ocurre a otras personas que cuando nos ocurre a nosotros mismos. Con este tipo de personalidades se han creado personajes de películas o obras de teatro como los de la Extraña Pareja. En ella dos hombres compartían casa y uno de ellos era hipocondríaco y pesimista. Contaba con muchos de las características de la visión catastrófica. Y es que exageradas las reacciones el humor es sencillo.

Si nos hace reír es porque nos resulta familiar. Nos reímos de lo que conocemos, algo puede ser divertido pero si no lo entendemos no nos damos cuenta. Piensa si no en chistes sobre personajes que no conoces o sobre temas que te son ajenos. Pues con esto pasa exactamente lo mismo, si nos reímos de los personajes con visión catastrófica es porque nos son muy cercanos, quien más quien menos conoce a alguien así.

Y si somos sinceros con nosotros mismos, aunque esto cuesta mucho de hacer, nos daremos cuenta de si padecemos o no este tipo de distorsión. Como en otras ocasiones te recomiendo un ejercicio de refuerzo de tu autoestima. Es necesario ser fuerte psicológicamente y tener seguridad en uno mismo para que esto no termine de hundirte y te sientas mal por haber estado viendo las cosas de un modo incorrecto. Además del daño que te has hecho a ti mismo durante este tiempo, tu comportamiento también ha afectado a los demás, por lo que puede que, efectivamente, te sientas mal. Aunque no tienes motivos para ello y estás en vías de solucionarlo… Pero como no siempre es fácil aceptar que hemos hecho las cosas mal sin sentirnos culpables por ello lo que te propongo es reforzar tu autoestima con nuestro curso Cómo aumentar la autoestima, con el que mejorarás en ese sentido y estarás preparado para afrontar el camino que tendrás que hacer para superar tus distorsiones cognitivas.

¿En qué consiste la visión catastrófica?

¿Sabes la típica persona que siempre que le cuentas algo imagina el peor de los desenlaces? ¿La típica que es capaz de convertir, en su imaginación, cualquier cosa en una cadena de accidentes que terminan en una catástrofe?

Las personas con visión catastrófica no dejan espacio para la esperanza. Cualquier cosa puede acabar mal. Siempre que se encuentran mal esperan lo peor, no van al médico por miedo a lo que digan los resultados. Si el médico no ve nada ellos se imaginan que se equivoca y que va a morir pronto sin ni siquiera haber estado diagnosticado. Si esperan una llamada de teléfono, o alguien tiene que llegar y viene tarde no imaginan que haya podido entretenerse con cualquier cosa sino que ha tenido un accidente.

No son personas optimistas aunque no se definen como pesimistas ya que no consideran que piensen mal sino que las cosas son así. Piensan tanto de este modo que a menudo acaban teniendo razón. Está claro que hay cosas que acaban mal, que tenemos accidentes y entonces es cuando dicen ¿lo ves? Te lo dije. Y claro, eso refuerza su posición de que tenían razón. La visión catastrófica es algo que hace sufrir mucho a las personas ya que no son capaces de disfrutar del momento. Siempre viven pensando que en cualquier instante se puede perder lo que tienen.

La felicidad da miedo precisamente por la posibilidad de perderla. Y muchas de estas personas no pueden ser felices ya que tienen tanto miedo que no viven relajados ni disfrutando de lo que tienen.

Estas personas piensan que en realidad cada día podríamos morir muchas veces. Y no les falta razón. La vida es peligrosa y en cualquier esquina puede esperarte un peligro. A menudo hacemos cosas sin pensar, sin seguir los protocolos de corrección y somos nosotros mismos los que sentimos que nos la jugamos al arriesgar en ciertas cosas. Cruzar un semáforo en rojo, andando, es un peligro, y sin embargo lo hacemos muchas veces cada día…

© Nils van der Burg

Piensa que en realidad el tanto por ciento de accidentes, con lo que podría llegar a pasar en realidad, es muy pequeño, por tanto el destino suele jugar a nuestro favor. En lugar de pensar que en cualquier momento se te puede acabar la suerte piensa en la que has tenido para llegar hasta aquí. En cuantas veces has sobrevivido y en cuántas has muerto. Gana la supervivencia, a que si? Nadie que haya muerto estará leyendo esto… por eso, tu propia tasa de supervivencia es muy alta. Piénsalo. Seguro que puede seguir así.

Si tienes la posibilidad realiza cálculos estadísticos sobre los temas que te preocupan y verás que tienes pocas posibilidades de que acaben en una catástrofe. Eres tú el que decide, el que elige. Si de tener un accidente tienes una posibilidad sobre 1000, te preocupas por esa única opción en lugar de disfrutar porque tienes 999 de que no pase. ¿Que puede pasar? Sí claro. Pero no es mejor disfrutar de la vida y que cuando pase, si es que llega a pasar algún día, que hayas vivido feliz y haciendo felices a los demás? Y si no pasa… habrás pasado toda la vida preocupado e infeliz por algo que no ha llegado a ocurrir.

Piensa cómo te sientes físicamente cuando piensas estas cosas. El corazón acelerado, dolor de cabeza, mal estar general, ansiedad, preocupación… Si eliges vivir feliz te encontrarás mucho mejor físicamente.

Lo ideal es trabajar poco a poco, ayudado por alguien que vea las cosas de un modo menos distorsionado, que te ayude a ver otras opciones cuando te equivocas. Una buena manera de superarlo es plantearte alternativas a ti mismo. Es decir, ves algo, piensas algo y en seguida conectas con el mal rollo, con el catastrofismo, pues juega a buscar otras respuestas, otras posibilidades distintas a la que te viene a la cabeza en primer lugar. Te costará al principio pero si lo haces con todo y a todas horas verás como pronto empiezas a tener muchas más respuestas y explicaciones a un mismo hecho. Obviamente las tienes que buscar positivas, no vale que pienses alternativas a la catástrofe.

Cuando aprendas a pensar de modo diferente y puedas ver varias opciones para un mismo problema, podrás elegir quedarte con una respuesta distinta a la tuya natural. Así poco a poco, dejarás de ver las cosas con esa visión catastrófica. Como entendemos que este proceso es duro y complicado y que va a hacer que pienses mal de ti y te enfades contigo mismo te proponemos nuestro curso Cómo aumentar la autoestima y salir mejorado de todo este proceso no más débil e inseguro.

 

2 respuestas a «Distorsiones cognitivas: la visión catastrófica»

  1. amen
    la persona q me lo envió todavía está asombradade lo ocurrido, ya que ella
    dice que lo hizo por hacerlo y que pidio algo que creia casi imposible de lograr
    probemos.
    * para ti mismo di el nombre de la unica persona del sexo opuesto con quien
    quieras estar (tres veces)
    * piensa en algo que quieras lograr dentro de la proxima semana y repitelo para
    ti mismo(a) (seis veces)
    * piensa en algo que quieras que pase entre tu y la persona especial (que
    dijiste en el no. 1) y dilo a ti mismo/a (doce veces)
    * ahora haz un ultimo y final deseo acerca del deseo que escogiste.
    * despues de leer esto tienes 1 hora para mandarlo a 15 temas y lo que pediste
    se te hara realidad en 1 semana.
    a la mayor cantidad de gente a quien lo mandes mas fuerte se hara tu deseo.
    si tu escoges ignorar esta carta lo contrario del deseo te sucedera,
    o esto no sucedera jamas..
    que tus días estén llenos de logros y tus noches de sueños copia y pega esto en
    15 o + temas

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.