Rolandox | 31 de agosto de 2010 | Felicidad |

Como valorar a las personas

Como valorar a las personasPhoto Credit ”Luduen”

Las personas que se quieren a sí mismas saben cómo valorar a las personas mucho más fácilmente que las que no saben valorarse a sí mismas. Por eso no debe extrañar que alguien que quiere mejorar como persona también intente ayudar a los demás. Por eso sigo una filosofía de vida que es así: Tú creces, yo crezco y los demás también. Tiene mucho de cierto.

Cuando vemos a  una persona que está mejorando gracias a nuestra ayuda nos sentimos realmente bien. Sentimos que servimos para algo en este planeta, que podemos dar una buena ayuda a las personas que necesitan una fuente de apoyo. Quizás no puedas apoyar económicamente, pero moralmente puedes dar mucho y cuando logras sacar una sonrisa en las caras de las personas, ya sean tus amigos, familiares o vecinos te sientes  tan bien que parece que hay una atmósfera más tibia.

El domingo salí con unos amigos a pasear por un centro comercial. Nuestra intención era divertirnos conociendo otras personas del sexo opuesto. Yo ya había vencido uno de mis miedos por estar practicando más seguido, pero ellos a quienes veía después de tiempo, no hacían mucho de su parte. Así que decidí motivarles. Les dije cosas motivadoras y al final nos llenamos de una energía tan desbordante que nos sentíamos capaces de todo. Realmente esta experiencia me enseño lo bueno que es ayudar a los demás.

¿Qué tiene que ver esto con como valorar a las personas? Pues pude haber salido con otros tan mucho mejores pero en este caso lo que me pasó por la cabeza fue reunirnos y ver cómo andaban nuestras vidas, en qué podían mejorar cada uno en temas como: salud, amor y dinero. Lo bueno es que estamos tomando consciencia de que en esta vida no todo es fiesta de fines de semana, sino trabajo constante en todo lo que te propones y es así cuando te das cuenta de que la vida tiene un valor que pagar y por ende también cada una de nosotros. No solo yo les ayudé a ellos, ellos también me hicieron ver algunas cosas que me faltaban a mí para mejorar. Fue una excelente retroalimentación que sigue mi filosofía: Tú creces, yo crezco y los demás también.

Cuando piensas de esa manera ya no sientes envidia. Una persona que siente envidia por el éxito de los demás es porque no se valora a sí misma, no ha querido superarse y ha preferido la vida fácil, aburrida y poco agradable. Cuando ve a alguien de su mismo barrio, de su misma condición económica, de su mismo estatus social triunfando, siente envidia y lo único que hacen es querer que la vaya mal.

“Ah, es pura suerte, verás que pronto le va a ir mal en las ventas” dices cuando lo ves vendiendo mucho, al día siguiente te das cuenta que ha vendido poco y atacas: “Ya ves, te lo dije”. Tanto en el mundo de las ventas, como en todo que implique trabajo siempre van a haber días buenos y días malos. Lo importante es perseverar y saber que pronto puedes hacer más.

La envidia no es más que una simple excusa para no progresar, es un refugio donde te escondes por temor a enfrentar tus miedos y querer que los demás estén acompañándote cuando ves que están alcanzando la cima del éxito. Lo mejor es aprender a como valorar a las personas.

¡Ya deja de sentir envidia! Piensa que si a una persona le va bien en su trabajo va a poder dar más trabajo a otras, y así si a todas las personas que conoces mejoran su estabilidad económica significa que tu comunidad está progresando y tú también tienes las mismas posibilidades. Muchas veces nos dejamos llevar por ser tan egocéntricos y sentimos envidia del que está progresando, pensando que está atentando contra nuestro propio progreso cuando en realidad lo que está haciendo es demostrar que si él pudo, nosotros también podemos. Es ahí cuando empiezas a saber como valorar a las personas de verdad.

Alégrate por el triunfo de las demás personas, porque muy pocas lo hacen, muy pocas se sienten felices cuando tienes un logro por muy pequeño que sea. Recuerdo una vez cuando estaba estudiando en el instituto que una docente nos preguntó que a cuántos de nosotros, nuestros amigos u otras personas que no sean ni nuestros padres ni nuestros familiares nos hayan felicitado de verdad. Y de los 40 que éramos en esa clase solo unos dos o tres levantaron la mano.

No importa qué tan prestigiosa o difícil sea el lugar donde haya accedido o triunfado, lo importante es que te alegres por ellos.

De verdad que si en este mundo todos nos alegrásemos por el triunfo de los demás y sintiésemos la valentía de querer superarlo porque sabes que puedes hacerlo, ya habríamos avanzado mucho más rápido como raza humana. Nuestras ciudades seguramente serían mucho más modernas, en los colegios habrían muchos mejores alumnos y se enseñaría realmente cosas que valgan la pena conocer porque todos se valorarían entre sí como personas.

Y por último para aprender como valorar a las personas tienes que compartir la alegría. Si te vienes bien emocionado por haber hecho algo simplemente trata de que la otra persona también se sienta igual que tú. No seas de esos que cuando tiene algún triunfo se lo guarda para sí por temor a lo que piensen los demás. Puedes hacer una celebración y así ganar mucho más y mejores amigos, siempre y cuando esa celebración o fiesta se realice de una manera sana.

Ese día que estuve con mis amigos practicando algo de sociabilidad, cuando los veía haciendo bien sus retos me alegraba por ellos, tanto que cuando se fueron lo que hice fue proponerme un reto, hacerlo yo solo. Me funcionó. Esa alegría que sientes cuando a los demás les va bien no tiene precio, tanto que se nota en lo que hagas después de que ellos no estén.

Para saber como valorar a las demás personas es sencillo, sólo hay que desear el bien a los demás cuando realmente ya te aprecias a ti mismo. Porque es algo incoherente, incluso hipócrita, felicitar y alegrarse por los demás cuando tu vida no está yendo bien, cuando te sientes mal en las relaciones o cuando no tienes un sentido de vida o motivo por el cual vivir. Valorar a las demás personas viene desde dentro con tu propia felicidad.

Si quieres aprender a valorar a las demás personas y  ser feliz, te recomendamos nuestro video curso de 5 horas: Como ser feliz

DESCARGA GRATIS 4 CAPÍTULOS DE NUESTRO AUDIOCURSO COMO AUMENTAR LA AUTOESTIMA

  • Como aumentar la autoestimaHemos ayudado YA miles de personas. Paso a paso SE TE GUÍA PARA TENER UNA SANA AUTOESTIMA, para que puedas ser feliz y cumplir todo lo que te propongas.
  • Material propio, inédito y original que no encontrarás en ningún otro lugar del mundo.

(Cómo ser feliz) (Ser más positivo) (Cambia) (Tus metas)

SI TE HAN GUSTADO LOS 4 CAPÍTULOS HAZTE CON EL AUDIOCURSO COMPLETO AQUÍ: COMO AUMENTAR LA AUTOESTIMA

Comenta





Hay 4 comentarios
  • pauly dice:

    me a gustado mucho este tema.

    la verdad me a pasado igual que a ti rolando, me alegro mucho cuando veo a mis compañeras de curso mejorar, cuando cuentan que ya en el deporte les va mejor y que pudieron nadar 1 kilometro, o cuando su dieta alimenticia va mejor y tienen una fuerza de voluntad ejemplar.

    me sacan siempre una sonrisa y hasta llego a decir que me alegran el dia.

    y se que esto es asi pues porque yo al igual que ellas me esfuerzo en lo mio, en mis metas.

    =)

  • Theodoran dice:

    Para saber como valorar a las demás personas es sencillo, sólo hay que desear el bien a los demás cuando realmente ya te aprecias a ti mismo. Porque es algo incoherente, incluso hipócrita, felicitar y alegrarse por los demás cuando tu vida no está yendo bien, cuando te sientes mal en las relaciones o cuando no tienes un sentido de vida o motivo por el cual vivir. Valorar a las demás personas viene desde dentro con tu propia felicidad.

    Hombre, a mí no me ha ido en ocasiones bien en ciertos campos y no por ello he deseado lo peor a otras personas que sí prosperaban en ello.

    Por lo demás, buen artículo¡¡

  • laura dice:

    puffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff no saben nada

    • Ekwuye dice:

      Pois eu estareda absolutamente de acrdoo coa ofrenda ao Apf3stolo se quen contestara fose directamenteo Apf3stolo, en vez de facelo por persoa interposta. O que dareda de si en cuarto milenio, diossss .Ah, e outra cousa eu flipo coa importancia que lle ten dado a prensa ao ledo da Cidade da Cultura,simplesmente porque o Consello de Contas puxera por escrito un montf3n de historias que eran vox populientre os te9cnicos do pais. E aproveito para advertir ao Sr. Nuf1ez Feijf3oooo que, como insista en pedirtribunais e toque un fiscal minimamente espabilado, o de marbella vai parecer o roubo dun bocata e1 saeddadun colexio. Ollo coas boutades ..



Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)