Cómo ser el mejor jefe
Verdadera Seduccion | 7 de noviembre de 2015 | Liderazgo |

Cómo ser el mejor jefe

© Welsh Government / Llywodraeth Cymru

Un buen jefe tiene que ser alguien que empatice muy bien con sus trabajadores pero además también alguien que sea capaz de sacar el trabajo adelante de la mejor manera posible. A un jefe se le valora desde dos puntos de vista o desde dos niveles. Un es el que tiene que ver con la relación con el grupo o el equipo de trabajo, el respeto que le tienen sus trabajadores y su valoración personal de él y otro a nivel de resultados, que es lo que valora la empresa.

En este sentido creo que para ser un buen jefe se tiene que ser el mejor en ambos tipos de valoración es decir: que sea una persona bien valorada por las personas con las que trabaja, y que obtenga los mejores resultados ya sea a nivel de calidad de trabajo o de productividad, no siempre se miden ambos ni son importantes los dos. Hay empresas en las que la calidad del trabajo es mucho más importante que la productividad y en otras las productividad es mucho más importante que la calidad del resultado ya que el resultado puede variar poco de calidad. Está claro que la calidad y el resultado sumados es lo mejor de todo.

Para ser el mejor jefe, pues, uno tiene que ser capaz de gustar a la empresa, si es suya tiene que conseguir los mejores resultados, y gustar a sus subordinados. Para conseguir buenos resultados es imprescindible tener un buen equipo, si además les tratas bien, lo que puedes conseguir a veces es impensable. Hay una gran diferencia entre una persona haciendo las cosas con motivación y otra que las hace con desídia o hasta con rabia o desdén. Por tanto si quieres ser el mejor jefe tienes que conseguir conectar con tu gente en primer lugar. Ellos serán tu valor principal y los que consigan por ti los buenos resultados. Sobre cómo ser un buen líder tenemos un vídeo curso que seguro que te resulta muy útil en para ganar carisma, que es lo que diferencia a los buenos de los malos líderes o a los líderes auténticos de los que son líderes por imposición y no por selección natural. Un buen jefe tiene que aspirar a ser un líder natural. Que nadie pueda dudar de tus capacidades para dirigir al equipo es lo básico. Para ello te recomiendo nuestro vídeo curso Cómo ser un buen líder, liderazgo carismático.

En primer lugar para ser el mejor jefe tienes que tener las mejores relaciones con los trabajadores. No es posible una cosa sin la otra. Para tener respeto tienes que ofrecerlo. Además si quieres que tus trabajadores estén contentos tienes que confiar en ellos. El respeto y la confianza son los dos pilares básicos para tener una buena relación humana en las empresas, bueno y en todas partes.

Está claro que los trabajadores motivados trabajan mucho mejor, no solo a nivel de productividad sino también lo hacen a largo plazo, una persona con ansiedad que va a trabajar con miedo, en circunstancias duras no solo no rendirá bien sino que verá perjudicada su salud. Si quieres evitar absentismo laboral motiva a tus trabajadores, respetáles y trátañes con confianza. El ambiente laboral mejorará y con ella la productividad y la eficacia en el trabajo. Trabajadores distraídos generan errores.

Otra cosa imprescindible para ser el mejor jefe es saber delegar y saber distribuir, conocer a las personas con las que trabaja y ofrecer a cada uno aquello que mejor pueda hacer, que más le motive. Saber organizar los equipos y conseguir que las personas se lleven bien entre ellas será otra de sus tareas.

Por supuesto, las ganas de trabajar y de colaborar del jefe serán siempre un punto muy a su favor. Cuánto mejor sea trabajando y dando ejemplo más conseguirá que el grupo le respete y se implique. No puede pedirle a alguien que haga horas extra si es incapaz de quedarse en la oficina con esa persona. No puede exigir que los demás suden por su trabajo si él no sabe ni cómo tiene que hacerse.

De esto se deriva otra de las cosas importantes del jefe. Si lo es no solo es porque sepa dirigir sino porque sabe cómo es el proceso mejor que nadie. Seguro que has visto el programa de la tele donde vemos al jefe infiltrado en los departamentos más bajos de la empresa. Lo que pienso muchas veces cuando lo veo es qué mal hacen algunos jefes el trabajo con el que se gana el dinero la empresa, si no son capaces de hacer eso por mucho que sepan gestionar no tendrán nunca el respeto de sus trabajadores.

Muchos empresarios que quieren que sus hijos se queden al cargo de la empresa cuando ellos ya no estén se empeñan en que sus hijos empiecen de bien jóvenes en los departamentos más básicos de la empresa para poco a poco ir subiendo y llegar hasta los puestos directivos. Algunos chicos no lo entienden, cómo su padre les tiene pelando patatas en lugar de dirigir alguno de los 10 hoteles de la cadena, pero para conocer un negocio lo mejor es conocerlo desde dentro y en profundidad y eso implica saber hacer de todo, conocer todos los departamentos, al personal y haber trabajado con ellos. ¿A quién crees que respetarán más los trabajadores, al hijo del jefe que se estrena como gerente o al hijo del jefe que lleva años pelando patatas, sirviendo mesas, atendiendo a los clientes y que por fin ha sido ascendido a gerente? Pues eso. No sólo es básico para conocer la empresa sino para saber lo que pasan los trabajadores.

Si has trabajado 7 horas seguidas en la línea de producción con ellos sabrás cómo de tedioso puede ser al fina del día, de la semana, del año… podrás ponerte en su piel y buscar modos de compensar, les entenderás y les repetarás porque sabes lo complicado que es lo que hacen.

Respetarles a ellos, conocer su trabajo a fondo y ser el que mejor o hace es una garantía de ser un buen jefe. Lo que nunca le sobra a un buen jefe es el carisma así que te recomiendo nuestro vídeo curso Cómo ser un buen líder, liderazgo carismático.

Artículos relacionados:
  • No related posts found
Comenta





No hay comentarios


Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)