Cómo practicar la comunicación emocional

©2009 Nelson Kao

Vimos la semana pasada que para seducir a una mujer es bueno practicar la comunicación emocional. Hoy vamos a tratar de ponerte algún ejemplo concreto y de explicar más cómo puedes hacerlo para que tu comunicación sea emocional y no objetiva.

Vimos también que este tipo de comunicación pasa por filtro de subjetividad que cada uno le aplica y que es el que decide qué vamos a contar de todo lo que sentimos, y por extensión cuál es el tono en el que lo vamos a contar.

Las emociones son muchas, complejas y diversas. En cada momento podemos estar sintiendo más de una emoción cada vez, por lo tanto es básico antes de ponerte a comunicar de forma emocional controlar, es decir: conocer, tus emociones a fondo. Saber qué hacer con ellas, cómo llamarlas y cómo comunicarlas. Cada una de ellas te aporta algo positivo aunque seas incapaz de verlo, ya que muchas nos las tomamos simplemente como algo negativo y no es así en realidad. Sobre todo esto hablamos en nuestro libro Cómo convertirte en un maestro de las emociones, con el que aprenderás a gestionar tus propias emociones y sabrás cómo tocar las de los demás.

La comunicación emocional consiste en comunicar añadiendo pinceladas, por decirlo de alguna manera, de tus emociones. No se trata de decir: «me siento contento» sino de que cuando hagas algún comentario incluyas tu modo de sentirte. Por ejemplo «hace un dia precioso, ¡como para no estar contento!» o simplemente «me encanta que haga tan buen día».

Recomendábamos usar la comunicación emocional con las mujeres ya que es una forma de conectar con ellas. Si seguimos hablando del tiempo podemos decir, «qué pena que llueva, quería salir en bici». Con esto lo que haces es contarle algo sobre ti mismo, contarle cómo te sientes y contarle que te gusta salir en bici.

Una frase como la de antes puede dar lugar a varias situaciones interesantes. Por una parte ella puede proponerte un plan alternativo, o simplemente sugerir que lo busques a lo que podrías preguntarle qué sugiere. Otra cosa, es que habléis sobre lo que os gusta o no os gusta. Si es ella la que va en bici y tú no has conseguido montar nunca, no hace falta que te sientas ridículo diciendo que no sabes, recorre a la emoción que te generaba intentar aprender a hacerlo y dile, qué valiente eres, de niño me daba pánico hacerme daño. O algo que te parezca menos traumático.

© Asociación Española de Comunicación Científica

El caso es conectar con las emociones y saberlas traducir a frases, cuanto más cortas mejor, no se trata de ser un plasta que narra toda su experiencia con algo. La gracia está en transmitir sin que sea demasiado obvio.

Como decíamos el filtro lo tienes que aplicar, para evitar hablar demasiado, para evitar alargar las frases y sobre todo para seleccionar aquellas emociones más positivas y que mejor quedarán y te harán quedar. Recuerda que las emociones se contagian así que si muestras disgusto acabarás haciendo sentir mal a la otra persona, ni que sea por empatía. Lo que quieres es que tu chica se sienta bien, positiva y alegre, contigo. Así pues, las emociones que debes transmitir deben reflejar esta manera de ser positiva que tú tienes, y que si no tienes deberías empezar a practicar desde hoy mismo.

No confundas comunicar de forma emocional con hacer llorar a nadie. El humor, también se basa en las emociones para hacer reír, o como mínimo sonreír, a las personas. Así que estudia los mecanismos del humor y verás cómo necesitarás las emociones. Nos reímos de muchas cosas que si habláramos en serio nos harían llorar, piensa si no, cómo de todo sacan un chiste poco después de cualquier tipo de desgracia. Y mucha gente se ríe con esos chistes, así que se puede hacer humor de todo, hasta de lo que nos haría llorar en otros momentos.

Tampoco digo que vayas siendo un chistoso por la vida, y menos con humor de mal gusto, pero es para que lo tengas en cuenta a la hora de pensar en qué emociones y cómo transmitirlas. Todo se puede comunicar de forma positiva y las emociones son lo que te hará conectar realmente con la otra persona. Es decir, la harás llorar si tocas sus emociones, pero también la harás reír si se las tocas. No hay otra.

Lo primero que tienes que hacer es aprender a conectar con tus emociones. Después filtra los aportes más positivos y comunícalos en tus frases y conversaciones de la forma más natural posible.

Las emociones, además, son un modo de despistar, igual que lo es el humor, cuando no controlas la temática de la conversación. Por ejemplo, cuando alguien te cuenta algo de lo que no tienes ni idea puedes reírte de lo complicadas que son las palabras que está usando, pero también puedes decirle que siempre has admirado a la gente que tiene capacidad por interesarse por ese tipo de cosas, o que admiras a la gente que tiene la voluntad de estudiar tanto como para dominar aquello en concreto. Siempre puedes añadir de alguna forma, sin resultar pedante y dependiendo de con quién hables, qué es lo que realmente te apasiona. Por ejemplo: «¿astrofísica?, vaya, admiro a la gente que pasa tantísimos años estudiando algo tan complicado… yo solo pierdo el tiempo con la literatura, es lo que me apasiona».

Ya está le has dicho que no entiendes mucho sobre astrofísica y de paso que no eres un inculto ya que tu tiempo lo dedicas a leer. Le has hablado de tus sentimientos, de lo que te gusta, probablemente se habrá reído…

¿Ves por donde voy? Este tipo de conversaciones te acerca mucho más a la mujer en cuestión, le da a conocer detalles tuyos y da pie a que la conversación se alargue más. Deberías practicar este tipo de frases aplicadas en cada situación, hazlo en casa, solo, hazlo con amigos para practicar, intenta ser ingenioso y directo, frases cortas pero llenas de información.

Para hacer todo esto tienes que ser capaz de conectar con tus emociones así que te propongo que tu primer paso sea leer nuestro libro Cómo convertirte en un maestro de las emociones, un precio asequible para todos los bolsillos y que podrás leer desde cualquier dispositivo electrónico. Empieza hoy a conectar con tus emociones.

Una respuesta a «Cómo practicar la comunicación emocional»

  1. Me alegra saber que alguien en la actualidad; a pesar de la situación tan difícil que vivimos nos recuerda que tenemos emociones …..gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.