Cómo hacer amigos a los 30 si tienes hijos

© kb_vaidya

Muchas personas cuando se casan y tienen hijos se apartan bastante de su círculo habitual. No suele ocurrir de repente ni en todos los casos, pero cada vez es más frecuente ir a vivir lejos de donde te criaste y tener que empezar de cero. En España, por ejemplo, si has nacido en una gran ciudad es difícil que te quedes a vivir allí cuando te vas de casa ya que la vivienda es muy cara. Muchos optan por ir a algún pueblo cercano a la capital que es más económico. Y pasa el tiempo y poco a poco te distancias de los amigos de siempre. Así pues hoy os voy a dar consejos sobre cómo hacer amigos a los 30 si tienes hijos.

A pesar de que a quien no tenga hijos le pueda parecer complicado, hacer amigos o por lo menos tener vida social es fácil cuando tienes hijos. Los niños te permiten estar en contacto con más gente como tú, de tu edad, y con circunstancias similares a las tuyas.

El problema de muchas personas, más allá de un cambio de residencia, es la timidez. Tener que empezar de nuevo a los 30 puede dar mucha pereza y hacerte sentir muy incómodo. Si es así, te recomiendo nuestro curso Cómo superar la timidez y ser sociable, con el que aprenderás, paso a paso, todo lo necesario para hacer amigos.

Para hacer amigos a los 30 cuando tienes niños solo tienes que ser algo sociable y aprovechar muchas ocasiones que nos brindan los pequeños.

Salir con niños implica pasar un rato en un parque, seguro que tienes uno cerca de tu casa donde hay más madres o padres como tú que llevan a sus niños a jugar. Lo bueno es ir siempre al mismo parque de modo que tu hijo conozca a los niños habituales y tú puedas charlar con otros padres.

Esto también funciona en la puerta del colegio, depende de cómo sea el sitio donde van los niños puede que tengas una plaza cerca o la misma puerta del colegio donde se queden los niños a merendar y las madres a charlar.

Aprovecha las fiestas de cumpleaños, por poco que puedas invita a toda la clase de tu hijo a su propia fiesta y pide a los papás que se queden, un parque es una buena opción, solo tienes que preocuparte de la merienda.

Seguro que a ti se te ocurren otras ocasiones en las que coincides con más familias con niños. Los consejos que vienen a continuación son los que puedes usar en cualquiera de estas ocasiones.

Si lo que te cuesta es ser sociable quítate presión de encima y piensa que para la mayoría hablar con el resto de padres es un mero trámite, no le dan una importancia tan grande y la presión que sienten es pequeña por lo que no cuesta mucho, como mínimo saludar. Aunque siempre encontrarás a la típica persona que pasa sin decir nada cada mañana por tu lado.

Como decía, no te lo tomes como «voy a hacer amigos» probablemente será un trabajo lento y laborioso. Pero cada día verás como lo haces más fácil.

© miarka2003

Saluda a los demás padres, da igual si les conoces o no. Cualquier comentario sobre sus hijos  (bien intencionado, no abras una conversación quejándote de lo mal educado que es un niño) dará la posibilidad de hablar algo con esa mamá o ese papá.

L0 bueno es que uses tu memoria y seas detallista. Cuando te cuenten algo, recuérdalo, y úsalo en un futuro para retomar la conversación: «he pasado una mala noche, a mi bebé le están saliendo los dientes» pues cuando vuelves a ver a esa persona le preguntas si está más descansada o cómo llevan el bebé el tema de los dientes.

Si consigues recordar esos pequeños detalles y sacarlos en las conversaciones, tener una palabra amable y de ánimo con todo el mundo y no ser una persona conflictiva será más fácil que puedas ir afianzando tus relaciones con los demás padres de niños.

Sé cortés y simpático con todo el mundo. Sonríe. Para mi este último consejo es básico. Sonríe. Si sonríes la gente te sonreirá, te verán cada día así y no dará miedo acercarse a hablar contigo. La gente que no sonríe no invita a que conversen con ella. Si siempre andas muy serio puedes estar diciendo que tienes problemas, que estás enfadado, que estás pensando en otras cosas… Total, no invitas a que se acerquen a hablar contigo.

Poco a poco a medida que has ido hablando varias veces con alguien puedes ir haciendo tu primera selección, quédate con las personas que más te hablan, las que mejor te caen, aquellas con las que ves que tienes más cosas en común…

Sigue haciendo vida social y apuntándote a los acontecimientos con niños que se organizan en el colegio o el parque o el centro deportivo al que acuden los pequeños. Ves a cumpleaños, ofrécete para comprar el regalo de los niños: puedes proponer hacer un regalo entre todos y recoger el dinero para ir a comprar junto con otra persona el regalo. De este modo conseguirás todos los teléfonos, puedes crear un grupo para comentar lo del regalo a todo el mundo a la vez…

Poco a poco busca ocasiones para proponer otras actividades, un día que estés charlando con alguien y el tiempo se os eche encima invítale a quedar el sábado por la mañana para pasar el día con los niños en el zoo.

En general aprovechar las ocasiones sociales que te brindan los niños es muy buena idea, ellos pueden estar cerca de más niños a la vez que tú estás en contacto con adultos, todos iréis al mismo ritmo más o menos y serán más comprensivos si llegas tarde por culpa de un cambio de ropa infantil a última hora o una rabieta incontrolada.

En general, cuando uno tiene hijos se siente más cómodo relacionándose con gente que también tenga hijos. Es todo mucho más fácil. Si tus amigos todavía no tienen niños es normal que os sintáis algo descolgados del grupo, ellos pueden salir de noche, no preocuparse de horarios, ir al cine… hay muchas cosas que no vas a poder hacer de la misma forma cuando ya tienes niños, pero si te rodeas de gente como tú descubrirás que puede ser de lo más divertida una cena en casa mientras todos los niños miran una película en la habitación.

Si te sientes algo inseguro con tus habilidades sociales no dudes en usar nuestro curso Cómo superar la timidez y ser sociable con el que aprenderás a ser más sociable de forma cómoda y sencilla gracias a ejercicios que irás practicando al ritmo que tu quieras.

2 respuestas a «Cómo hacer amigos a los 30 si tienes hijos»

  1. Hola Domenec, yo y mi pareja deseamos conocer a otras parejas para hacer amistad, pero ya lo hemos probado por mucho tiempo a través
    de anuncios en internet, y la verdad es que casi nunca nos contestan, y cuando lo han hecho pues ese «casi» solo ha pertenecido a parejas que buscaban otro tipo de relaciones referente al sexo… y es por ello que quisiera saber por ejemplo en qué lugar y situación podríamos entablar una conversación o medio de acercamiento hacia otra pareja.

    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.