Cómo evitar las discusiones de pareja

Photocredit: Ed Yourdon

Muchas parejas entran en una dinámica de la que es muy difícil salir, discuten constantemente por cualquier cosa. Todo es un problema para ellos y no saben cómo evitar las discusiones de pareja.

Se llega a este punto por varios motivos, si los trabajamos uno a uno, reconociéndolos y a su vez hacemos un esfuerzo junto a nuestra pareja podemos superar este bache.

Aunque solo uno de los dos miembros de la pareja sea consciente del problema puede empezar a poner la solución. Está claro que sería mucho mejor la participación de ambos miembros de la pareja pero cuando uno no está en situación de colaborar el otro puede hacer un esfuerzo algo mayor para reconducir un poco la situación.

Cuando consiga calmar el ambiente podrá hablar tranquilamente con su pareja, explicarle cómo lo está logrando y pedirle la colaboración. Pero es fácil que si uno de los dos está muy crispado no sea capaz de ver los problemas propios ni acceda a colaborar.

Para solucionar los problemas, para poder poner emociones en su lugar, para tomar decisiones… lo mejor es tomar distancia. Una persona que sabe relativizar tendrá más templanza que una que no puede salir de la situación.

Por lo tanto, el primer consejo que os voy a dar consiste en relativizar. En aprender a darle la importancia que tiene a cada cosa. Cuando discutís por todo, en realidad no estáis discutiendo por nada sino que habéis entrado en una dinámica en la que nada se permite y todo sienta mal.

Analiza cada situación de forma independiente y valora si realmente vale la pena enfadarse por esa situación. Solo por esa situación. La mayoría de las veces vemos que no. Lo que nos lleva a enfadarnos, a discutir, a enfrentarnos con la otra persona es un cúmulo de insatisfacciones, decepciones, errores… uno solo no es un problema.

El problema es cuando sentimos que llevamos mucho tiempo aguantando o que esta es la gota que colma el vaso. A partir de ese momento cualquier gota que caiga dentro del vaso, es decir cualquier cosa un poco fuera de lugar o de nuestra manera de pensar que haga nuestra pareja caerá derramándolo todo.

Para ello, es básico realizar un planteamiento con uno mismo. Un borrón y cuenta nueva. Pero real. No vale con decirlo. Piensa en el aquí y el ahora. Y quédate con eso.

Photocredit: Craig Loftus

Trata de olvidar todo lo que ha pasado. Busca la manera de descargar y conseguir quedarte a cero con esta situación. Hazlo en serio. Cualquier punto de rencor no servirá en absoluto para superar esta situación.

Cuando sientas realmente que estás a cero y puedes empezar de nuevo tienes que concentrarte en cada ocasión en que te encuentres con un problema para relativizarlo.

Quizás no es el momento más apropiado para hablar de ello, la mayoría de las discusiones empiezan con un inocente “voy a decirle que me molesta”. Si la otra persona no está por la labor como tú de evitar todas las discusiones no puedes en modo alguno hablar del tema.

Por ello es importante que relativices. Que veas la importancia que tiene esa situación en concreto en este momento en concreto. No lo sumes a lo que ya llevas aguantado ni a lo que te pasa y que tu pareja no sabe. Piensa qué harías si aquello que te acaba de hacer tu pareja te lo hiciera un amigo. ¿Te enfadarías? Lo más probable es que no, que no se lo tuvieras en cuenta, encontrarías la manera de justificar lo que ha pasado y listos.

Esa es una buena manera de solucionar los problemas, o mejor dicho de no convertir cualquier cosa en un problema. No todos pensamos igual, ni siempre hacemos las cosas para fastidiar a los demás. Hay muchas razones por las que alguien puede hacer algo y fastidiarte sin tener intención de ello. Los motivos pueden ir desde el desconocimiento a una manera distinta de pensar. No todos le damos la misma importancia a las mismas cosas.

Por tanto, relativizar y empatizar con la otra persona, justificar o buscar una razón por la que ha hecho lo que ha hecho sin querer herirnos es una buena manera de evitar una discusión.

El trabajo que viene después es algo más complicado. Somos capaces de evitar discusiones pero muchas veces no somos capaces de quitarnos ese peso, ese dolor, ese enfado. Lo guardamos dentro y lo sacamos cuando se nos acumulan unos cuando o cuando menos lo esperamos.

Relativizar y aislar. Dale a cada cosa la importancia que tiene y déjala en el lugar y momento en el que ha ocurrido. No te lo quedes. No lo acumules.

Si lo estás haciendo en solitario tienes que hacer más esfuerzos, ya no solo por no enfadarte con tu pareja que no está haciendo ningún esfuerzo por no hacer cosas que te molesten ni por no enfadarse contigo, sino también por no entrar en las discusiones en las que entra el otro.

Si los dos lo hacéis de mutuo acuerdo será todo más sencillo, pero si consigues mantener la calma durante unos días y relajar algo el ambiente podrás sentarte con tu pareja y comentarle que tú has encontrado la manera de salir de este bucle. Si es consciente de que habéis discutido menos gracias a ti lo más probable es que acceda a intentarlo contigo. Con el apoyo y la complicidad de los dos miembros de la pareja evitar las discusiones será más sencillo.

Una vez de acuerdo podéis estipular una prohibición. No se puede discutir, bajo ningún concepto a excepción de una hora al día. La que vosotros decidáis. Deja las cositas que tengas que decirle para esa hora. Lo más probable es que pasado un tiempo cuando tengas que volver a sacar el tema ya no tenga tanta importancia. Sobretodo si has aprendido a relativizarlo.

Cuando pase el tiempo dejad de discutir. Tenéis que poner las reglas claras. No ataques personales, no gritos, respetar el turno de palabra.  Lo que necesitéis.

Tampoco estaría de más que propusieras hacer una lista de las cosas buenas que has tenido con tu pareja. Todos recordamos al final del día las cosas malas pero no apreciamos las buenas. Las damos por hechas y no somos conscientes de todo lo que hace nuestra pareja por nosotros. Nos quejamos de lo malo y no valoramos lo bueno, como si fuera una obligación y no tuviera ningún mérito.

Si este modo de solucionar los problemas os funciona no lo cambiéis. Podéis dejar de practicar la hora de discutir pues pronto veréis que no os aporta nada. Lo que tenéis que aprender es a relativizar, a ser asertivos y a aceptar los comentarios de vuestra pareja, si conseguís salir del bucle de discusiones constantes lo veréis todo de otra manera y será más fácil mantener una pareja sana y feliz.

6 opiniones en “Cómo evitar las discusiones de pareja”

  1. Hay momentos que por las discusiones siento q ya no lo amo porque sera que esto md pasa a mi necesito ayuda y consejos para mejor mi relaciones

    1. HOLO YO CREO QUE DEBERIAS DE FIJARTE QUE LE PASA AHY AVESES QUE LAS PERSONAS OCULTAN SUS PROBLEMAS COSA QUE LO ASEN VIOLENTOS, O PUEDE SER QUE LEDAS MUCHA IMPORTANCIAS TENES QUE STAR MAS RELAJADA,LAMENTABLEMENTE EN LAS RELACIONES SIEMPRE AHY DISCUCIONES ,TODOS TENEMOS INDIFERENCIAS LO IMPORTANTE ES RESOLVERLAS BUENO BESOO

  2. YO CREO QUE SI HAY AMOR TODO LO VALE.EL CAMBIAR STA EN UNO Y NO X EL OTRO, MAS SI NO QUERES QUE TU PAREJA TE DEJE.MUCHOS DICEN QUE LA MEJOR SOLUCION ES SEPARARSE CUANDO LA MEJOS SOLUCION ES COMPRENDER Y CAMBIAR .ESO SI SENTIS QUE NO VA MAS ES POR ALGO ACORDATE QUE PRIMERO ESTAS VOS,Y QUE EL VERDADERO AMOR PRONTO LLEGARA CUANDO MENOS LO PIENSES.

  3. HOLA SOY YO DE VUELTA ME OLVIDE DE DECIRTE QUE NO DESESPERES VERAS QUE LA VIDA STA LLENA DE SORPRESAS, TE LO DIGO YO POR ESPERIENCIA.CHAU NOS VEMOS.SUERTE A TODOS

  4. es muy serio.se enoja de la nada
    no le gusta que este con mis amigos,cada ves que estoy con el y le quiero dar un beso,abrazo o le hablo se hace el ofendido.por que yo le mire a mi amigo que por que yo le mire al primo.que se yo
    no aguanto mas.aveses se va y viene como alas 5 de la mañana.se va ala casa de su amigo supuestamente
    pero yo no le creo.nose por que siento que me esta mintiendo aveses viene esta cariñoso.me besa me dice mi amor te amo.y yo tambien pero el enseguida se enoja por que salgo.o por que no le digo nada o por que aveses estoy cara de or..

    1. aveses pienso que no me quiere..que me metio los cuernos..cuando vino a bs.as.no lo pude ni ver..
      nisiquiera mirarlo..y cuando tuve la oportunidad de estar con el..me decia que era insoportable..
      shalala shalala y todo eso..
      ya me canse que se vaya ala mierda…
      mejor soltera..asi que anda saviendo..cortamos..
      ya no quiero sufriir chaoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.