Cómo dejar de llorar

© EEPaul

Muchas personas se enfrentan a las cosas llorando, si discuten con alguien, si algo les sale mal, cuando sienten rabia por algo, si están tristes (y lo están muy a menudo) o si les pasa cualquier cosa que no saben cómo gestionar, acaban llorando. Se pueden hacer las cosas de otras maneras y se puede dejar de llorar. Hoy veremos cómo dejar de llorar para empezar a ver las cosas con optimismo y positivismo.

Se puede llorar, de hecho se debe llorar. Es la forma de liberar determinadas emociones. Hay cosas que hasta que no se lloran no se pueden superar. Pero una cosa muy diferente es enfrentarte a todo lo que pasa en la vida llorando. Así pues vamos a ver cómo dejar de llorar.

Una persona feliz llora cuando hace falta, pero se enfrenta a los problemas de maneras diferentes, no siempre llora para solucionarlos o cuando se topa con ellos. La clave de tu felicidad puede depender de la forma en la que te tomas las cosas. Estudiar lo que otros consideran que es la felicidad y cómo llegar a ella te puede dar buenas ideas para cambiar tu forma de ver las cosas. No dejes de ver nuestro vídeo curso «Cómo ser feliz y disfrutar de la vida» en el que te daremos claves que serán útiles para el cambio que vas a iniciar.

El problema de las personas que lloran por todo es que es un mecanismo que tienen tan asimilado que no pueden funcionar de otra manera. No es solo una forma de enfrentarse a los problemas o una manera de ver la vida sino que va mucho más allá. Si es algo que haces de forma habitual tu subconsciente va a necesitar practicarlo, es una forma de sentirse vivo. Vendría a ser algo así como decir, parafraseando a Santa Teresa de Jesús: lloro, luego siento, y por tanto existo.

Dicho de otra manera, tu cabeza va a estar buscando motivos por los que llorar. Lo vas a ver todo de una forma que percibirás como negativa y que para salir de ello tendrás que llorar. El llanto no solo es un modo de gestionar las emociones sino que es un modo de conseguir las cosas para la gente que lo practica.

© MadPole

Seguro que puedes imaginarte a un niño que ve a sus padres discutir. Llora. Sus padres se dan cuenta y se controlan para no discutir delante del niño. ¿Qué ha aprendido con esto? Que llorando se consigue que los demás no discutan. El problema es que esta conducta aprendida la llevarás a la práctica de adulto y ya no funcionará. Pero no conoces otra forma de actuar.

Lo primero que tiene que hacer una persona que suele llorar por todo es tratar de ver la vida de forma positiva. Es difícil, lo negativo les resalta mucho más y empaña todo lo positivo que puedan tener, que aunque sea más importante no saben verlo.

Vamos a ver distintos ejercicios que puedes realizar para ver las cosas de forma más positiva:

Sacarle humor a todo

Hay gente a la que se le da muy bien, que no son capaces de tomarse nada a mal, por lo menos de forma aparente. Sacan humor de todas las situaciones. ¿Qué te parece intentar ver la parte cómica de todo? Exagera si te hace falta, imagina que las cosas no son exactamente como son sino como necesitas que sean para verlo gracioso. Imagina que eso ocurre en una serie de humor. ¿Qué harían los personajes?

Intentar sacarle humor a todo puede ayudarte a distraer tu atención de lo negativo y ver lo ridículo de muchas situaciones. Es un ejercicio que tienes que hacer de forma totalmente consciente, te ocupará muchas horas y te centrarás solo en buscar algo que pueda hacerte reír de entre todo lo que te pasa.

Ver las cosas en positivo

Es un poco más sencillo que el humor, trata de darle la vuelta a todo lo que ocurre y a pensar en positivo. Si alguien te hace alguna trastada trata de encontrar las razones por las que hizo algo así, justifica todo lo que te pasa como si fueras un  hada bondadosa incapaz de ver negatividad en nadie.

Eso también te hará ver el lado positivo de las cosas y tomártelas de otra manera. Si tu problema suele venir por parte de los demás, que hacen cosas que no entiendes o te duelen, trata de justificarlos. De buscar razones lógicas para que puedas entender cómo han llegado a hacer eso. A menudo ver que los demás también tienen problemas nos ayuda a relativizar los nuestros.

Si alguien te grita no pienses que es insensible y no piensa en que está gritando a otra persona, que para colmo está llorando, piensa que tiene que tener una rabia dentro inmensa y un dolor muy grande para actuar así.

¿Ves por dónde voy? Trata de darle la vuelta a la situación para que sea menos dolorosa para ti. No te vayas a echar a llorar por lo mal que lo pasan los demás, solo trata de encontrar el modo de ver las cosas para que tu cerebro no conciba esa situación como lacrimógena.

Listas de cosas buenas

Hay gente que escribe listas de cosas por las que estar agradecido. Puedes hacerlo así o limitarte a buscar cosas buenas que pasan a tu alrededor o que te han pasado a ti. No hace falta que sean grandes cosas. El problema que tenemos con esto es que buscamos grandes demostraciones y dejamos de ver las pequeñas cosas buenas que ocurren todos los días.

Solo el hecho de estar vivo ya es algo positivo. Que salga el sol y te proteja durante un instante del intenso frío también es positivo. Que alguien a quien no conoces te sonría. Que la cajera del súper tenga una palabra amable contigo. Puede que veas a alguien ayudando a una anciana a cruzar la calle, puede que seas tú mismo quien decide ayudar a alguien.

Deja de ver las cosas negativas que pasan, que seguro que también son muchas y piensa en positivo.

Este es un buen modo de cambiar el estado de ánimo para ser más feliz y positivo y es un buen primer paso para aprender a dejar de llorar.

Escribiremos más artículos sobre cómo dejar de llorar, sigue nuestro blog para leerlos.

Mientras, no te pierdas nuestro curso Cómo ser feliz y disfrutar de la vida y verás como es mucho más sencillo de lo que parece. Solo tienes que querer hacerlo y puedes hacer todo lo que te propongas.

7 respuesta a “Cómo dejar de llorar”

  1. Hola.

    He leído un poco tus artículos, y lo que destaca de ellos es algo de agresividad, creo que tu forma de pensar de no es mala, pero no es la verdad absoluta, no es tan fácil como decir hoy voy a ser feliz. Quizás te dure un tiempo corto pero tarde o temprano uno vuelve a estar mal, y es porque hay que solucionar al raíz del problema que te ha llevado a ese estado de tristeza o depresión.

    Hay ocasiones en las que no sirve de nada el decir, levántate del sofá y hazlo, deporte para adelgazar, estudiar para aprobar, salir a buscar trabajo. Muchas veces si puede ser cuestión de vaguería y autocompasión egoísta, pero hay veces que hay que cambiar algo, y para ello hay que ver la razón de porque uno esta como esta y de allí buscar la mejor opción.

    Una cosa que he aprendido en mi propia piel es que no a todos les viene bien ser ultra positivos. A mi tanta positividad me hundía al ver que mis planes no salían, porque no esta en mi mano que mi amiga me traicione por ejemplo, que mi pareja me deje, o que me despidan.

    Hay que ser realista y la realidad es que no todo sale según como quieras, que tengas un titulo universitario no te garantiza un puesto de trabajo de lo estudiado, y si es así no te garantiza que seras feliz con ese trabajo o que sea tan chachi como pensabas que seria.

    En definitiva tus artículos están bien para gente que digamos se ha dormido en los laureles y necesitan un punta pie en el culo para espabilar, pero si hay un problema psicológico o emocional se necesita ayuda para ver que les pasa, porque les pasa y ver cual es la mejor solución. Y sobre todo aprender a frustrarse a perder en la vida.

  2. yo no considero tener baja autoestima, siembargo, me lastima mucho cada situación, en donde alguie sale lastimado o perdiendo, incluso los animalitos, donde veo pobreza, injusticias, maltrato, o donde personas que dan todo de si y no les cuesta y hacen feliz a otra, ayudan sin pedir nada, yo no se porque soy tan sensible a eso y siempre a cabo por llorar, pienso que necesito ayuda, para poder controlar este llanto natural en mi, repito no considero tener baja autoestima, pero tal vez me equivoque. no lo se

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.