Cómo convencer, guía práctica (parte 1)

© HelloImNik

Convencer es todo un arte, no hace falta que lo diga. Hay personas que lo tienen innato, son grandes políticos o estupendos comerciales. Pero el arte de convencer no se limita únicamente a las ventas o a la política. Hay personas capaces de convencer a cualquiera de cualquier cosa. Les va muy bien en las entrevistas de trabajo, por ejemplo. Pero muchos, si les preguntas cómo convencer no sabrán qué decirte, pues lo hacen de forma innata, han aprendido a hacerlo de forma natural.

Aprender a convencer es posible, pero para ello el primero que tiene que estar convencido es uno mismo. Una persona convincente transmite seguridad y confianza, en sí mismo y en la idea o producto que está vendiendo. Por ello, es básico e imprescindible que el primer convencido seas tú. No podrás convencer a los demás sin tener toda la información y el convencimiento de ello.

Además podrán serte muy, muy útiles algunas técnicas de manipulación con las que podrás cambiar el punto de vista de la otra persona sin que se de cuenta de la manipulación. No te asustes, convencer siempre es manipular. No convences a alguien que ya está convencido de algo, ¿verdad? Siempre tienes que manipular a la otra persona para hacerle ver que tu punto de vista es el correcto o el que más le conviene. Por ello, te recomiendo nuestro libro Cómo manipular a cualquier persona, con el que aprenderás las técnicas básicas para convencer o manipular mediante las emociones, por ejemplo.

Para convencer, como decía es básico que estés totalmente informado sobre el tema a tratar.

Da igual si tienes que convencer a posibles clientes como si tienes que convencer en una entrevista de trabajo, puede que lo que quieras sea convencer a una chica de que eres su mejor opción.

Sea como fuera tienes que tener toda la información posible sobre el tema que tratas, tienes que ser un experto, solo así podrás demostrar seguridad suficiente y serás capaz de improvisar o de responder a preguntas que no te espera.

Además tienes que trabajar el tema, si es una entrevista de trabajo tendrás que prepararte todas las preguntas posibles que puedan hacerte, conocer las respuestas y estar seguro de ellas cuando las expongas. Lo mismo para vender o lanzar un programa político.

Sé consciente de la información que tienes y aprende a distribuirla correctamente, es decir: dosifícala para convencer de forma gradual. Si con lo que has dicho no has convencido todavía siempre puedes ir añadiendo información poco a poco. Es un modo de ir convenciendo de forma gradual y paulatina, así la otra persona tiene tiempo para pensar en los beneficios de lo que le dices, pero no le des tanto como para que pueda plantear oposición, si lo hace tienes que tener las respuestas preparadas.

© Leonard John Matthews

La información, seguro que lo has oído mil veces, es poder. Pero no te quedes solo con la información o el poder que esta te confiere. Trata de ser cercano y conversar con la otra persona sin imponer.

Mantén el contacto visual y permite que la conversación sea cercana, escucha a la otra persona y entiende sus puntos de vista. No trates de imponer siempre tu criterio, reconocer la razón en el otro o los fallos, pequeños, de tu teoría o tu propuesta, puede ayudarte a convencer, sobretodo si lo que vendes es a ti mismo. Para convencer debes ser capaz de generar confianza en la otra persona.

Tienes que tener cuidado con el empeño que le pones a conseguir tus objetivos, no seas demasiado insidioso, no seas pesado, acepta las negativas y aprende de tus errores. Si consigues generar confianza es mucho más fácil que se decanten por ti o por tu opción cuando tengan que decidir. Como decía antes, no siempre se decide en el momento, por tanto hay que saber dejar tiempo para pensar y aprender a insistir solo lo justo y necesario.

Ser humilde y sensato es una virtud que no todo el mundo tiene, demostrar que lo que te preocupa es la otra persona y no tu victoria también te ayudará a convencer. Respetar sus opiniones y su decisión final demostrará que eres una persona de fiar y que tiene buen perder. Puede que no convenzas a la primera pero si dejas buen sabor de boca puedes conseguirlo más tarde o la próxima vez que os veáis.

Trata de aprender de todas las situaciones y mejora tu técnica gracias a lo que observas. Aprendizaje constante, en todos los ámbitos de tu vida, busca siempre la perfección. La perfección convence, ¿no te parece?

No mientas. Nunca. Si quieres convencer y generar confianza y que esta se prolongue en el tiempo no mientas. Haciéndolo lo perderás todo de repente, piensa que la confianza es algo que se gana con el tiempo pero que se pierde en un segundo.

Esta es la primera parte de todo lo que hay que saber para convencer a los demás. En primer lugar, no me cansaré de repetirlo, estar convencido uno mismo es básico para poder convencer a los demás. Nuestro lenguaje corporal habla por nosotros y si no estamos convencidos los demás lo notarán.

No mentir y saber escuchar es otra de las cosas básicas para convencer. Tener paciencia, no ser demasiado insistente y sobretodo dejar que la otra persona cambie su forma de ver las cosas por ella misma. No forzar. Puede que si fuerzas al final tenga la sensación de que no le has convencido sino de que has impuesto tus ideas y eso no interesa.

Por último, junto al no mentir es importante saber aceptar los propios errores, también lo hemos dicho antes: humildad. Aprender constantemente y estar dispuesto a dialogar y a estudiar puntos de vista ajenos a los tuyos. No temas que intenten convencerte de lo contrario, si tu idea y tu convencimiento es más fuerte vencerás y convencerás.

Esto es solo referente a las ideas sobre las que tienes que convencer, hemos tocado un poco de lo que va a ser tu actitud y el lenguaje corporal, pero en próximos artículos veremos mucho más a fondo este tema. También veremos cómo usar las emociones para convencer.

Si quieres ir practicando métodos para convencer a los demás y aprenderlo todo sobre la manipulación no pierdas tiempo y lee nuestro libro Cómo manipular a cualquier persona con el que aprenderás todo lo necesario para convencer a los demás.

2 respuesta a “Cómo convencer, guía práctica (parte 1)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.