Cómo cambiar tus pensamientos para superar la fobia social

© nubecina

¿Continuamos con la serie de artículos sobre la fobia social? Te pongo los enlaces por si te has perdido lo que hemos escrito hasta el momento. Empezamos explicando qué es exactamente la fobia social, para explicar sus causas y tipos en un segundo artículo. Ayer hablamos sobre cómo superar la fobia social y hoy vamos a hablar de uno de los dos métodos que comentamos en el artículo de ayer.

La fobia social afecta, como hemos visto a lo largo de los artículos previos, a una parte muy importante de la sociedad. Un tercio, aproximadamente, de las personas que presentan un desorden mental están afectadas por fobia social.
Cambiar la forma de pensar y aceptar determinadas cosas que no puedes cambiar será la forma de superar tu fobia social. Te recomiendo que lo refuerces con un cambio de actitud y nuevas habilidades sociales que te ayudarán a cambiar la forma de pensar y a actuar de forma distinta. Actuando diferente puedes llegar a cambiar tu forma de pensar, los hechos siempre te ayudan a cambiar la forma de ver las cosas. Para ello te recomiendo nuestro curso de sociabilidad Curso superar la timidez y ser sociable.

Para qué cambiar tu forma de pensar

El pensamiento es lo primero, lo que te pone en situación de alerta. La anticipación es lo que causa que te entre ansiedad solo de pensar en enfrentarte a determinada situación. La mayoría de las veces conseguirás eludir la situación y por tanto ahorrarte pasar un mal rato. En cuanto decides no asumir la situación, la ansiedad baja, por lo que es fácil que tu razonamiento inconsciente sea: lo que me pone nervioso es esta situación. Cuando en realidad lo que te pone nervioso es pensar las consecuencias dramáticas que tendrá para ti enfrentarte a dicha situación. No es la situación en sí sino las consecuencias que crees que v a tener la situación.

Déjame decirte una cosa: si no te enfrentas a esa situación no podrás cambiar las consecuencias, ni siquiera comprobar que no te equivocas.
Por tanto, cambiar tu forma de pensar te ayudará a no anticiparte y a que los pensamientos no te paralicen. Si cambias tu forma de ver las cosas puedes cambiar cómo te sientes respecto a ellas y por tanto enfrentarte a ellas de una forma diferente. Cambiarás tu conducta.

Cómo cambiar tu forma de pensar

Para esto entra en juego la creación de hábitos. Como hemos visto en el punto anterior lo que ocurre es que un pensamiento desencadena una emoción y unas sensaciones en el cuerpo, en el caso de las personas con fobia social se traduce en sudores, tartamudeo, taquicardia, problemas para respirar… Los hábitos son lo que nos permite hacer las cosas de forma automática, sin pensar. Por tanto ante una misma situación el cuerpo responde siempre de la misma manera.

Lo que tienes que conseguir es dejar de producir emociones negativas que se asocien a ciertas situaciones. Poco a poco, sin necesidad de enfrentarte a las situaciones visualiza una determinada situación, búscala sencilla, y hazlo contigo triunfado, comportándote de la manera correcta, la que deseas.

© kasmasan

Otra fórmula es ser consciente de tus pensamientos, de la cadena de pensamientos que desencadena tus emociones y ataques de ansiedad. Poco a poco vas tumbando tus suposiciones, vas negando y planteando la realidad. Hazte ver qué es lo que pasa de verdad. Encuentra tus miedos irracionales y demuéstrate a ti mismo, mediante el pensamiento y la visualización que estás equivocado.
En resumen, son tres pasos:

Paso 1: Identifica tus pensamientos

¿Qué es lo que temes? Piensa y analiza cuidadosamente la situación. Probablemente sentirás todos los síntomas de los que quieres huir. Analiza cuidadosamente, toma nota si lo necesitas, te irá muy bien hacerlo.

Paso 2: Enfréntate a tus pensamientos

Llévales la contraria. Demuéstrales que no son correctos. Que no tiene sentido pensar de esta manera. Cada uno tiene que hacer el camino entero con cada uno de sus miedos, no puedo decirte qué es lo que tienes que pensar o qué es lo que tienes que enfrentar, pero un ejemplo podría ser alguien que teme que cuando entre en una sala llena de gente, todo el mundo se ponga a señalarle y a reírse de él.

Primero analizas los miedos y después piensas qué posibilidades tienes de convencer a x personas, sin hablar entre ellas, de que hagan exactamente lo mismo. ¿Van a ser todas capaces de organizarse? ¿Van a ser todas tan crueles? ¿Crees que realmente todas las personas de una sala estarán pendientes de qué haces o cuando entras para poderse reír de ti o del que entre?
Sigue así hasta que hayas encontrado todos los puntos en contra de tu propio pensamiento.

Cambia tu forma de pensar

Sustituye el pensamiento catastrofista por otro más positivo y más realista.
A partir de ese momento siempre que te tengas que enfrentar a la situación asóciala con el nuevo pensamiento que acabas de crear. De este modo, poco a poco, a costa de repetirlo se gravará un nuevo camino en tu cerebro y formará un nuevo hábito, que no será otro que el nuevo pensamiento asociado a la situación que antes temías.

Lo bueno de esto es que cuando consigues asociar un nuevo pensamiento a una situación, te relajas mucho, el cuerpo empieza a reaccionar de una forma diferente. Cambiando tu pensamiento has cambiado tu actitud.

Lo mejor es que en cuanto empiezas a sentir las recompensas, cambiar de hábitos se convierte en algo más sencillo y cada vez vas a tener que enfrentarte a menos pensamientos negativos.

Lo que puede ayudarte a visualizar y a enfrentar tus pensamientos negativos es nuestro curso de sociabilidad en el que vas a aprender paso a paso una serie de trucos y nuevas habilidades para tener un comportamiento más social y que te sea más fácil relacionarte con la gente.

En nuestro curso puedes aprender esto tranquilamente en la intimidad de tu casa siguiendo nuestros ejercicios paso a paso, con lo que podrás ir superando las etapas de tu cambio poco a poco. Compra ahora nuestro vídeo curso Curso superar la timidez y ser sociable.

Una respuesta a “Cómo cambiar tus pensamientos para superar la fobia social”

  1. Es realmente horrible sentirse haci, hace un par de años q lo padesco y siempre tuve la ilusión y da en algún momento pasaria.. no sucedió y ya m a amargado varios años de mi vida.. desde ya empezó a pensar diferente y a tomar cartas en el asunto.. lo qm deja más tranquilo es q no soy la única persona sobre la tierra que lo sufre cómo muchas veces lo pensé y q es posible sacarlo de mi vida para poder empezar a disfrutar.. no se lo deseo no mi peor enemigo. Espero que todas las personas del mundo que lo padecen puedan superarlo con éxito.. gracias verdadera seducción por el blog.. m fue extremadamente útil.. un abrazo gigante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.