Coaching ejecutivo

Coaching Ejecutivo
Photo Credit: Cruccone

Todo ejecutivo quiere llegar muy alto pero los seres humanos no son perfectos y por lo tanto un ejecutivo se satura. No sabe que hacer, qué pasos seguir, necesita liberar ese estrés, ser más productivo y llegar más lejos. ¿Pero cómo?

Te encuentras en un proceso estancado y es entonces cuando recurres al coaching ejecutivo. El coaching ejecutivo es cuando contratas a alguien para que sea tu entrenador personal, para que te ayude a alcanzar la máxima excelencia en tu trabajo y que sobretodo, a la vez te haga ir menos estresado y estar más feliz.

De nada sirve ganar unas cuantas monedas más contratando un coaching ejecutivo si luego estás constantemente deprimido y la vida no te sabe a nada.

¿Cuando debes contratar un Coaching ejecutivo?

La mayoría de ejecutivos esperan a estar muy desesperados para contratar un coaching ejecutivo o buscar soluciones a sus problemas. Lo curioso es que al estar en esa desesperación lo único que hacen es calmar su sed y luego, cuando vuelven a sentirse mal y perdidos vuelven a contratar un coaching ejecutivo.

No voy a decirte que cada mes tendrías que tener un coaching ejecutivo en tu vida porque eso es absurdo, estaríamos otra vez cogiendo algo y llevándolo al absurdo del consumismo, como esos productos tecnológicos que se hacen expresamente para que fallen en pocos años y así tengas que comprar más. Mi máximo objetivo siempre es convertirte en tu propio maestro para que no tengas que recurrir a mí todos los días de tu vida durante los próximos 30 años.

La mayoría de coaching ejecutivo lo que hace es darte peces, yo siempre enseño a pescar para que tú mismo cojas los peces.

Jamás hagas caso a alguien que te diga que un coaching ejecutivo debería ser el pan de cada día tuyo, el resto de tu vida, porque esa persona solo quiere tu dinero.

Un coaching ejecutivo debes contratarlo cuando empiezas a ver que algo va mal, debes solucionar y re-encausar tu trabajo y tu vida con el coaching ejecutivo y posteriormente seguir tu rumbo, pero sin descuidar que debes seguir mejorando y que en la vida hay algo más que hacer dinero. Es importante que encuentres tiempo para ti más allá del trabajo.

Que coaching ejecutivo no debes contratar jamás

El problema del coaching ejecutivo es que mucha gente se mete a dar este tipo de coaching porque al ser de alto nivel se consigue mucho dinero, pero, personalmente yo desconfiaría totalmente de alguien que solo se interesa por el coaching ejecutivo y no tiene nada más. ¿Cómo va a enseñarte alguien como poner freno a la vida, relajarte y ser mucho más productivo si tiene las mismas obsesiones que tú pero en cambio no tiene mucho éxito?

Porque un buen coaching ejecutivo no solo te enseña a ser más productivo y ganar más dinero, también te enseña a relajarte, encontrarle sentido a la vida y buscar tu verdadero yo porque sin esto, seguirás sintiéndote vacío, como que falta algo.

Constantemente acuden a mí ejecutivos en busca de un coach y, prácticamente todos, tienen el mismo problema. Estrés, mucho estrés, quieren ser más productivos  y no encuentran su camino. Ganan cientos y miles de euros al mes pero no son felices, no se expresan con felicidad. Un día quieren hacer esto y al siguiente lo otro y no saben dónde meterse y marean constantemente de aquí para allá.

Coaching ejecutivo
Photo Credit: Davos

Cuando se les pasa la depresión vuelven a un estado normal hasta que la tormenta vuelve de nuevo. Viajan, se buscan a si mismos pero el malestar jamás desaparece hasta que dan con un buen coaching ejecutivo.

Lo principal que tienes que ver con un coaching ejecutivo es si te gustan sus enseñanzas. Si un coaching ejecutivo solo hace eso, es decir, dar coach a ejecutivos, desconfía. No digo que sea malo pero si no tiene éxito en su vida más allá que ganar dinero dando coach a ejecutivos es que no tiene el suficiente fondo como para guiarte en la vida.

Personalmente deberías confiar en aquellos coach ejecutivos que han dado seminarios, que tienen libros, dvd’s y demás productos. Eso significa que su mente está llena de ideas, de ejemplos y si tu coaching ejecutivo además tiene una empresa de éxito (repito que no debe ser solamente de dar coach) significa que te encuentras ante un hombre que vive el éxito y que puede asesorarte en él. Imagina un escritor de best-sellers que se pone a dar coaching ejecutivo. Esa persona demuestra que tiene mucho fondo.

Tienes que tener buena vibra con tu coach ejecutivo y por lo tanto debes saber que te puede ofrecer. Debes ver la congruencia y basarte en que experiencia tienen enseñando a los demás a mejorar. Tampoco debes dejarte atraer por los prejuicios porque sería el lado opuesto e igual de malo. Debes valorar con inteligencia.

Qué deberías solucionar gracias a tu coaching ejecutivo

Deberías conseguir lo que yo llamo FEPE, que son las siglas de felicidad, menos estés, más productividad y más eficiencia, esa es la excelencia del coaching ejecutivo que te ayuda a alcanzar tus metas.

Más felicidad

Sin felicidad en tu vida no lograrás ser más productivo y hacer las coas mejor, porque ese vacío siempre estará aniquilando tus esperanzas. Por eso un coach no tiene que ayudarte solamente a mejorar en tu trabajo, debe buscar la base de tu infelicidad y solucionarla para que puedas ser enormemente productivo, feliz y conseguir tus objetivos.

Menos estrés

El estrés parece que va unido a ser ejecutivo pero esto es absurdo, no tiene porque ser así. Un buen coaching ejecutivo te ayuda a encontrar un equilibrio, ser capaz de hacer mejor las cosas pero a la vez ir menos estresado. ¿Cómo se consigue? Muy fácil; aprovechando cada momento no solo para trabajar sino para relajarte. La base de la vida no solo se basa en ser más productivo llevándote un libro para leer mientras esperas al médico. Un buen ejecutivo tiene que saber aprovechar su tiempo.

Por ejemplo, no solo veas tus viajes como trabajo, puedes aprovecharlos con las correctas indicaciones para disfrutarlos enormemente y así, cambias un estrés por algo divertido y relajante. Tendrás tu momento de trabajo y tu momento de disfrute.

Más productividad

A la larga es normal que un ejecutivo pierda productividad y estos normalmente te contratan para mejorar su productividad, pero no se dan cuenta que sin felicidad y menos estrés no habrá productividad porque es, precisamente eso, lo que merma tu productividad. A parte hay muchas técnicas y formas de mejorar la productividad de una forma increíble.

Más eficiencia

¿Es posible mejorar la productividad y eficiencia a la vez? De pequeño me decían siempre que hiciera las cosas despacio porque sino cometía muchos fallos. Pero no compartía esa opinión, me gustaba hacer las cosas deprisa y con eficiencia. Luego era el primero de clase escribiendo a más de 500 pulsaciones por segundo. O ahora soy capaz de escribir un libro de 200 páginas en 3 días y tiene tanto éxito como los que me pasaba escribiendo durante 6 meses cuando comenzaba.

Eso es porque cuando aprendes a ser productivo y eficiente sacas el doble de rendimiento. Míralo así, cuando yo escribo un libro en tres días, a toda velocidad sin parar, las ideas salen de mi mente como si fueran helados y la información está fresca. En cambio cuando tardas 6 meses tienes que ir releyendo, recordando y todo está menos fresco.

Se puede ser tremendamente productivo y muy eficiente venciendo a tus competidores como si nada, y un buen coaching ejecutivo debe enseñarte eso.

Si quieres contratarme como tu coach ejecutivo llama al: 620 607 200 (+34 si eres de fuera de España) o mándame un email a: jacktheripper@verdaderaseduccion.com . También tienes planes de coach aquí: Coach.

(Recuerda que puedes contratarme desde cualquier parte del mundo dado que te ayudo vía videoconferencia, por chat y presencial si estás cerca. Aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.