Aprende a dejarlo

La fórmula del éxito contiene en muchas ocasiones el abandono de lo que no funciona. Aprende a dejarlo para reenfocar tu búsqueda.

Objetivo asertividad: elección de batallas

¿Continuamos el camino hacia nuestro objetivo? Si nos has acompañado desde el principio ya has leído el resto de artículos sobre el cómo conseguir el objetivo, la asertividad, que nos hemos propuesto. Si no es así pásate por Objetivo asertividad (haz clic en el enlace anterior) para leer el resto de artículos sobre este tema y poder ponerte al día de lo que ya hemos hablado.

Hemos hablado ya de la comunicación en la asertividad y de cómo afecta la negatividad en tu día a día ya que es una de las causantes de la falta de asertividad o de que te resulte especialmente complicado ser asertivo. Otra de las cosas que te aleja de la asertividad es no saber elegir tus batallas, y sobre esto vamos a hablar en el artículo de hoy, ya que es importante aprender a resguardarse ante batallas que son la tuya o que no interesan a tus objetivos. En la asertividad siempre tienes que tener claro cuál es tu objetivo final, qué es lo que quieres conseguir y si empezar una batalla te va a alejar de tu objetivo final, lo más inteligente, en pro de tu propio fin, es ser prudente y mantenerse callado. Después te lo explico en mayor profundidad.