redactor-vs-23feb2011 | 23 de febrero de 2011 | Liderazgo |

Caracteristicas del debate

Características del debate

Photo Credit: Hamed Saber

¿Qué existe primero? ¿La realidad o las palabras?

En psicología y filosofía, he oído, se dice que toda la percepción de nuestra realidad tiene que ver con el lenguaje que definimos la realidad a través de las palabras. No pretendo entrar en esta temática, lo mío es un poco más simple.

No voy a hablar respecto a cómo percibimos la realidad sino al cómo discutimos y debatimos sobre la realidad.

Existe un problema que me ha llamado la atención durante muchos años. Precisamente me refiero a: ¿Qué es primero, la realidad o las palabras? ¿A qué hacemos caso primero? Parece algo obvio pero la mayoría de las personas creen todas las palabras.

Recuerdo tantas veces debates en televisión acerca del aborto y la temática fundamental relacionada con el comienzo de la vida. No recuerdo en qué etapa de la concepción era, creo que a las 2 semanas de gestación, discutían sobre si en esa etapa existía o no la vida.

Cada cuál defendía su postura apelando a sus propios racionalización, que no es lo mismo que razón, y tratando de imponer su punto de vista al otro.

Cuando digo racionalización, es cuando tomas una idea e intentas darle forma lógica aunque no la tenga. Es como una lucha política, lo que buscas es que más gente te encuentre algo de razón y se pongo de tu lado en vez del contrario. Es una lucha que apela en realidad más a la emoción que a la razón pero que normalmente se hace inconscientemente.

Esas personas que debaten de este modo están condenadas a estar en desacuerdo aunque parezca que han llegado a uno porque no saben tampoco las características del debate. Pueden llegar a un acuerdo pero en el fondo cada uno de ellos seguirá pensando que tiene la razón y el otro está equivocado.

Características del debate

Como yo lo veo, el problema de este debate en específico no es si a las 2 semanas de gestación existe o no la vida. El punto fundamental es ¿A qué se refiere cada uno de los participantes cuando pronuncia la palabra “vida”. Porque si estuviesen de acuerdo en el significado de la palabra no habría discusión.

Sin embargo esto es aún doblemente más difícil porque cada cuál va a querer utilizar la palabra vida como lo que sucede o no sucede a las 2 semanas de gestación porque lo importante está en la palabra “vida”, el que posea esa palabra será el triunfador, es la palabra que lleva toda la carga emocional y el debate se trata de algo personal en vez de encontrar la verdad común en lo que se debate.

Esto te lo digo así de claro: Primero existe lo que es real y a partir de eso nacen las palabras para comunicarnos. Independientemente de si percibimos la realidad a través de ellas o no. No puedes decir perro si los perros no existen, al menos deben existir en tu imaginación para que puedas nombrar aquello a lo que llamas “perro”. Es algo importante de las características del debate.

Es un error fundamental en cada debate que escucho y no se ponen nunca de acuerdo. Siempre tiene que ver con palabras de significado ambiguo: vida, dignidad, respeto.

Si yo juego ajedrez tengo dignidad, pero llega otro que dice que si juego ajedrez soy indigno. ¿no sería más fácil dejar a un lado la palabra dignidad e inventar una nueva para referirnos a lo que tenemos en la cabeza?. Tal vez ambos bandos tienen la razón y lo que sucede es que cada uno se refiere a 2 cosas distintas y solo están pronunciando la misma palabra para esas 2 cosas distintas.

Estos debates siempre tienen como escencia la moral. Lo que es bueno y lo que es malo. Pero es más fácil echarle la culpa a una palabra para que suene más importante. Sería infantil si discutieran: -No, malo tú – malo tú, no, tú.

¿A qué me refiero cuando digo infantil?. En realidad estoy diciendo que subvaloro algo que me parece censurable de algún modo…Estoy tratando de observar la médula de lo que digo, así como intento observar la médula del problema en los debates, encuentro el ¿Por qué no se ponen de acuerdo?.

Podría especular y dejar de pensar diciendo: “Lo que sucede es que sus egos…”, “Solo quieren imponer su punto de vista…”.

Solo quiero invitarte a observar más profundamente dónde está la médula de las características del debate. Quiero invitarte a observar tus propias palabras para que aprendas a debatir y tomar conciencia de cuál es el verdadero punto de choque entre entendimientos dispares.

En concreto el problema no es quién tiene la razón, sino que el hecho de no ponerse de acuerdo en el significado de las palabras. No tiene sentido definir si un hecho o suceso en concreto es vida o no, o si es digno o no.

Tiene más sentido definir las palabras que pronunciamos. ¿Qué es vida y dignidad? en vez de si algo es vida o es digno.

Fíjate. Siempre ocurre igual, todos tienden a discutir ese sinsentido. ¿Qué es primero, la realidad o las palabras?, primero es la realidad y después las palabras.

Uno de los principales fundamentos de los debates es la tendencia a definir la realidad de acuerdo a las palabras en vez de usar las palabras para comunicarse acerca de que es real.

Aprende como debatir, COMPRA AHORA nuestro videocurso de 5 horas de duración en alta definición: Liderazgo Carismático

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable y también se ve online, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

Curso GRATIS en tu email sobre Como Liderar con Carisma
El curso durará 1 mes y medio y se te mandarán 2 capítulos por semana a tu correo electrónico.
También te mandaremos información y ofertas eventualmente sobre nuestro curso en video de pago. En cualquier momento podrás des-suscribirte.
Comenta





Hay 1 comentario


Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)