Alejarse de los malos amigos

© Dennis Burger

Tengo una amiga que siempre dice que no hay personas malas. Que las que son malas de verdad son muy pocas. Que en realidad no es la maldad lo que mueve a mucha gente a hacer daño a otras personas sino su propia ignorancia.

Dicen, también, que uno se define por lo que hace y no por lo que dice, y yo añado, que de lo que ves no te creas la mitad. Por lo menos ponlo en cuarentena. Aunque lo hayas visto con tus propios ojos. A veces juzgamos a otras personas sin tener toda la información, algo que vemos y que no nos gusta podría estar explicado o justificado por algo que ha ocurrido en un momento que no hemos visto, así que mi consejo es fiarse de lo que uno ve pero dejar siempre un espacio para la duda o para completar la información.

Muchos son los momentos de nuestra vida en los que tenemos que cambiar de amigos, hoy vamos a hablar de alejarnos de la gente que nos produce emociones negativas o que suponen problemas para nosotros. Da igual si son o no mal intencionados. Dejar a tus amigos puede ser duro, conocer a gente nueva puede serlo mucho más, por eso te propongo nuestro curso Cómo superar la timidez y ser sociable, con el que aprenderás muchos trucos para conocer gente y aprenderás a crear nuevas relaciones.

Hay gente que tiene mucha sensibilidad con las energías. A pesar de ello no son conscientes o no lo saben aprovechar. Cada persona desprende su propia energía, eso seguro que lo has notado, y a veces esa energía que desprende esa persona nos dice a gritos que nos alejemos de ella.

¿Os ha pasado? A mi sí. Siempre había hecho caso de esa sensación, no es que juzgue a primera vista pero si en un primer contacto con alguien solo siento rechazo no suelo dar segundas oportunidades.

Pasé una época en la que quise cambiar y ser más sociable, estar más abierta a la gente y tener más vida social, ya que me había mudado y vivía en una nueva ciudad. Pensé que no podía ir juzgando por una primera impresión. Aún y cuando mis primeras impresiones no se basan en cómo es esa persona, qué dice ni qué hace, sino qué tipo de energía me transmite.

Bien, en esa época retomé la amistad con una persona que había formado parte de mi vida durante muchos años y las circunstancias de la vida nos habían separado.

Es bonito recuperar una amistad de hace tiempo y ver que no ha cambiado nada por años que hayan pasado. Como mi amiga llegó donde yo vivo de rebote, no conocía a nadie, ni siquiera sabía que yo vivía allí. Cuando nos encontramos fue impresionante. Así que fui presentándole a todos mis amigos. Mi amiga, por su profesión, había tenido cierto poder, por decirlo de alguna manera. Aunque en realidad ese poder se limite a contactos que te pueden ayudar en ciertas ocasiones.

Vamos que para ella era frecuente que la gente se le acercara con intenciones que no siempre eran transparentes. A pesar de ello es una persona muy sociable que sabe (o eso cree) distinguir entre la amistad y el interés.

Un día me habló de una chica a la que había conocido, era la primera persona que conocía ella sin que yo se la presentara y estaba contenta y con ganas de presentármela. Cuando lo hizo lo que sentí me hizo sentir fatal. La vi y lo primero que sentí fue una necesidad de salir corriendo… hacía tiempo que no me pasaba algo parecido.

Como estaba en mi fase «sé más sociable» decidí que no podía juzgar a alguien solo por esa primera impresión. Así que fui sociable y cordial con ella. Era una chica simpática y agradable. La verdad es que nos divertimos las tres juntas desde el primer momento. A pesar de ello nunca dejé de sentir esa necesidad de huir de su lado.

© Leo Reynolds

No es que crea en brujería ni cosas de esas. Pero sí creo que todos tenemos nuestra energía y a menudo nos encontramos con nuestro polo opuesto, como dos imanes que siempre se repelen. Dejé pasar el tiempo y la amistad creció. La apreciaba realmente y mi amiga también. Yo veía cosas que no me gustaban pero siempre las justificaba. Me negaba la evidencia y pretendía que era yo quien juzgaba sin suficiente información. Todo lo que había aprendido sobre la gente parecía que con ella no pudiera ser.

El tiempo fue pasando y poco a poco mi amiga, la de toda la vida, se fue alejando de mi. La nueva se fue acercando más a ella y yo lo acepté. Habían encajado muy bien, tampoco era nada malo.

Pero pronto fui dándome cuenta, a la vez que mi amiga, de que la nueva era una persona muy egoísta e interesada. Te podía criticar abiertamente a alguien, luego verle por la calle y darle un abrazo diciéndole que guapa estaba. Luego nos decía «soy una falsa, pero es empresaria y nunca sabes cuando te puede faltar un trabajo».

El tiempo seguía pasando y yo cada vez me sentía más débil y más falta de energía. Un día alguien me hizo dar cuenta que otra persona me podía estar robando de algún modo esta energía, minando mi carácter haciéndome sentir cosas negativas. No me dijo quien era pero la entendí perfectamente. Lo había visto desde el primer día. Pero lo había negado por no perder el buen rollo que se había generado en la nueva pandilla.

Traté de hablar con mi amiga, la de toda la vida (que por cierto había hecho favores y presentado a gente muy importante a la otra que había cambiado de trabajo gracias a ella) y me dijo que no, que eso no era así. No discutí más. Tampoco valía la pena, si en todo ese tiempo no lo había notado…

Me alejé. Decidí tomarme un tiempo lejos de ellas para ver cómo respiraba la cosa y nunca pasó nada. Mi amiga, la de toda la vida, me llamó un par de veces pero tampoco insistió en verme. De la otra nunca más se supo. Han pasado ya muchos años y no he sabido nada de ninguna de ellas. El tiempo al final me dio la razón y lo que tendría que haber hecho ese día habría sido irme … o no quedar para otro día. Por supuesto que en cuanto la alejé de mi vida y empecé a relacionarme con otras personas volví a sentir que era yo, todo el mundo me lo decía.

Mi consejo es que si tienes esa sensibilidad para detectar a las personas con una energía que te incomoda le hagas caso. Si tienes a alguien a tu lado que te gasta la energía o mina tu personalidad mi consejo es que te alejes. Aunque eso signifique quedarse solos. Si necesitas que te echemos una mano para conocer a gente nueva te recomiendo nuestro curso Cómo superar la timidez y ser sociable, con el que te daremos todos los consejos que necesitas para conocer personas nuevas y poder hacer nuevos amigos.

4 respuestas a «Alejarse de los malos amigos»

  1. hay ciertas personas que son monton de mierda,que no hacen mas que estorbar,y que obviamente morirán de cáncer toda esa basura que me ha faltado a mi el respeto va a morir de cáncer,de sobredosis de drogas,de sirrosis por el alcohol…!!esos borrachos de mierda que me han faltado al respeto van a morir de sirrosis y otras enfermedades ocacionadas por el alcohol………….

    Eso son simples mierdesillas la basura peligrosa,los que denomino peligro para la seguridad del planeta viven refugiados en suiza y tienen grandes fortunas de dinero en paraisos fiscales procedentes del negocio de las drogas,las armas,la prostitucion y vete a saber que otros negocios mas delictivos….y aparte hay otros todavia peor: propietarios de grandes corporaciones y gobernantes corruptos…..queee

    !!!que hay que exterminarlos!!!! empezar secuestrando y matando y aniquiolando sus putas familias de mierda…..

    dicen x condimentos son cancerigenos…!!!y vamos que yo me aseguro que realmente son cancerigenos los condimentos que le pone una gran corporacion a esa comida de mierda que vende en los supermercados de todo el mundo…
    y pues una buena banda terrorista para emepezar a exterminar a esos hijo putas…..

    mansion por mansion tatatata corporacion por corporacion,gobierno por gobierno tatatatata matar y exterminar esos hijo putas jajaja…

    Por los crimenes de guerra contra la humanidad que comete estados unidos y no hacer las cosas bien,hay montón de tarados mentales a favor del comunismo que es peor que el capitalismo…habría que creae un sistema nuevo..un sistema nuevo que deje fuera de juego a los abusadores….si!! a los abusadores como las marcas de ropa deportiva esa de mierda que explota a sus propios obreros y obreras asiaticos allá en sus fabricas….!!china por ejemplo!!! donde fabricas de corporaciones europeas y estadounidenses abusan y explotan de sus obreros..y eso no es regimen chino,es regimen occidental…!!!es de empresarios mamones comemierdas hijos putas cabornes!!!

    !!a un campo de concentracion a trabajos forzados mecago en dios a toda la familia y todos los empresarios corruptos de las marcas de ropa deportiva que se enriquecen explotando y aniquilando obreras asiaticas en sus fabircas de mierda!!!…………..

  2. yo llegue a vivir aun barrio que fue el mismo infierno una fulanita se hizo mi amiga pues enpeso a copiar todo de mi si me cortaba el pelo se lo cortaba si me lo teñia igual empeso hablar pestes de mi yo jamas la cuadre pero ella llego a tal punto de meter chismes a mi suegra la cual vino y me botaron ala calle hoy vivo lejos pero después comprendí la alta envidia haciami persona por que existen personas hacy y que hay q hacer porq me destruyo me hiso mucho daño

    1. Lucy es verdad hay gente que es infeliz se siente miserable y quiere que otros tambien lo sean, solo siente lastima por ellos y alejate, bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.