Acaba tu primera cita con una segunda cita

© joshua l

En días anteriores hemos hablado sobre las primeras citas, a continuación encontrarás un resumen de los artículos más relevantes al respecto. Hoy queremos indicarte modos de cerrar tu primera cita teniendo una segunda casi asegurada. Antes de eso es importante que estés al caso de cómo hacer que una primera cita funcione así que echa un vistazo a estos artículos: 5 cosas que arruinan tu primera cita, de qué hablar con una chica en la primera cita, qué hacer en la primera cita, o cosas a evitar en las primeras citas, que también te servirá para las citas posteriores a esta primera.

Una primera cita es importante ya que depende de cómo vaya para que tengas una segunda oportunidad. Si ya cuesta conseguir una primera cita, lo ideal es que salgas de ella convencido de que ha ido bien y con algún plan o compromiso para veros por segunda vez. Para ello es importante gestionar la conversación durante esta cita y conseguir cerrar el plan, pero ten en cuenta que por mucho que tengas un plan si la cita no va bien, cuando vayas a confirmarlo te encontrarás con una negativa o cancelación. Así pues, asegúrate en primer lugar de que la cita es satisfactoria y hacia el final cuando ya tengas las seguridad de que el éxito está contigo haz la propuesta tal como te contamos a continuación.

Para enamorar a alguien hace falta tiempo, así que no esperes conseguirlo en la primera cita, aunque la atracción y la química sean muy fuertes y pueda parecer que el enamoramiento está ahí, tienes que dar paso al tiempo para confirmar si todo es como parece ya que cuanto más conoces a una persona más real es y menos imaginación le pones, así que puede ser que cosas que dabas por hechas no sean así y que llegue la decepción. Por ello es importante empezar con buen pie y tener claro que la conquista es una cosa que se consigue sumando el día a día. Para saber cómo enamorar a una mujer te recomiendo nuestro  vídeo curso Cómo enamorar a la mujer que te gusta, mientras que si eres una chica y quieres enamorar a un hombre te recomiendo nuestro audio curso Cómo conseguir pareja.

Lo ideal en esta primera cita es conocerse un poco, y eso incluye los gustos personales de cada uno en cuanto a actividades en el tiempo libre, a pasatiempos culturales, cosas cómo el tipo de cine que te gusta o si prefieres ver las películas en versión original o dobladas. Saber si a la otra persona le gusta el deporte, si lo practica de forma habitual o si le gustaría encontrar el tiempo o la pareja con quien hacerlo pero todavía no lo hace son cosas importantes para conocer de alguien e ideales para comentarlas en una primera cita.

También es bueno hablar sobre los gustos culinarios de la otra persona, saber si, por ejemplo, es vegetariana o si le encanta el sushi. Hablar de restaurantes con buen ambiente o de locales donde bailar o escuchar la música que os gusta es un modo de descubrir si tenéis temas en común o incluso si tenéis amigos en común.

© stimpsonjake

Otra conversación típica es el trabajo, pero eso rara vez te aportará una segunda cita. Lo que podrías usar como trampolín para eso es hablar de viajes, experiencias o planes de fin de semana. Saber si a esa persona le gusta pasear o hacer trekking, si practica deportes de aventura, si le encantaría viajar a la India, pero es algo que queda muy lejos. Este tipo de cosas puedes usarlas para conseguir una segunda cita.

Veamos ahora cómo. En este tipo de conversaciones que parecen banales y permiten a las personas relajarse y ser sinceras aprendes sobre sus gustos y puedes incorporar comentarios del tipo, pues no conozco ese restaurante, algún día podríamos ir. Observa qué reacción tiene esa persona, cambia el «algún día», por «podríamos quedar allí la próxima vez» si estás al final de la conversación. Lo ideal es que como quien no quiere la cosa y de moto totalmente natural hagas este tipo de comentarios, si te dice que no soporta los bichos, bromea con ello y di «anoto mentalmente, no llevarte de excursión al bosque». Con eso no has propuesto una primera cita, pero has dejado claro que piensas en un futuro volver a verla. Observa su reacción. Que te cuenta que es un peligro al volante o que ha tenido percances sin importancia, bromea con ello y di «recuérdame que no me suba en coche contigo». La cuestión es sembrar a lo largo de la conversación en varias ocasiones, sin pasarte, bastarán con un par o tres, comentarios de este tipo.

Cuando la cita llegue a su fin sigue usando estas conversaciones para cerrar algo más serio, si la última conversación versa sobre cine intenta cerrar una cita para ir al cine con ella. «Mañana no tengo planes, te apetece ver esta peli conmigo» asegúrate de que no la haya visto y de que quiera verla. Quien dice peli, dice «comer sushi» si te dice que se muere por ir a un japonés pero a sus amigas no les gusta. Aprovecha este tipo de oportunidades para proponer y cerrar una segunda cita.

Esto funciona mucho mejor que decir al final de la cita, «bueno, pues nos llamamos». Si te lo has pasado bien y no has acabado de encontrar el modo de meter la cuña para cerrar una segunda cita, no lo intentes si has hecho ya el intento y ha habido una negativa por su parte, dile algo así como «me lo he pasado muy bien» espera que te diga «sí, yo también» para preguntar «¿Cuándo repetimos?» Puedes usar algo más original, en lugar de preguntar cuando repetimos, usa algo de una conversación anterior: «¿Sushi la próxima vez?».

Y así, usando la conversación puedes conseguir que una primera cita termine con una segunda ya programada. Si es al día siguiente es que la otra persona tiene mucho interés en ti. Si no consigues una fecha o hay evasivas, probablemente no la consigas aunque la llames después. Aprende más sobre las relaciones en nuestros cursos: Cómo enamorar a la mujer que te gusta y Cómo conseguir pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.