3 técnicas para manipular a otros

© requiemm

Puede que nunca te hayas planteado nada acerca de la manipulación hasta hoy. Tal vez estás aquí porque alguien te ha dicho que otra persona te está manipulando y tú quieres conocer formas de manipular a las personas. Así que voy a contarte 3 técnicas para manipular a otros ya que es necesario que las conozcas para poder determinar qué te están haciendo y para poder estar prevenido y defenderte de la mejor forma posible.

La manipulación no tiene por qué ser algo negativo. Depende de los fines con los que se manipule a alguien. A menudo manipulamos para convencer a otros y que hagan lo que queremos, para venderles un producto, para cambiar la opinión que alguien tiene de otra persona… Y no siempre lo hacemos con intenciones negativa. Más que la técnica en sí, el problema de la manipulación es el resultado que quieres obtener con ella. Si te sientes manipulado es posible que alguien quiera alejarte de tu pareja o de tu familia o de tus amigos. También nos manipulan en el trabajo para que nos sintamos obligados a hacer más o para crear conflictos entre compañeros.

El arte de manipular, bien utilizado, puede serte realmente útil en tu vida. Por un lado podrás detectar las personas que con mala intención te quieren manipular y podrás usar sus mismas técnicas contra ellos y por otro lado podrás usarlo para conseguir ayudar a alguien que no quiere ver la realidad, por ejemplo, o para ser un mejor líder o para convencer a otros y vender mucho más. Te contamos todo lo que sabemos sobre manipulación, que no es poco en nuestro libro: Cómo manipular a cualquier persona.

3 técnicas de manipulación muy habituales

Hay muchas otras cosas que puedes hacer para manipular o que puede que estés sufriendo, pero en general estas son las técnicas más usadas por los no expertos en manipulación. Son técnicas que se aprenden fácilmente con la simple observación y que poco a poco  van aplicando y usando casi de forma intuitiva. Te contamos cómo funcionan y las razones de que lo hagan. De este modo no sólo podrás aplicarlas sino que también estarás prevenido cuando te ocurran.

Maniobras de distracción

Esto se suele hacer cuando quieres pedirle algo a alguien. Cuando sabes que tu petición es difícil de cumplir sueles buscar un modo de llegar a convencer a esa persona sin tener que insistir. Cuando ligas, por ejemplo, es una buena técnica de seducción ya que te ayuda a que la otra persona baje la guardia y no esté preparada para lo que viene después.

Esta técnica presenta dos variantes:

Pedir algo imposible

En primer lugar puedes pedir algo imposible: “¿mamá, me dejarías ir de vacaciones solo este verano?” Si tienes 12 años sabes que es imposible que tu madre te deje ir de vacaciones en verano tú solo. Te dirá que no alarmada y entonces le preguntas “¿Puedo ir a dormir a casa de un amigo el sábado? Esta petición es mucho más razonable que la primera. Ya te ha dicho que no una vez así que, dado que es razonable, y que ya te ha dicho que no antes tienes muchas posibilidades de que te diga que sí para compensar. “Me voy a comprar este bolso de 1000€”, tu pareja se asustará te dirá que estás loca… Entonces tú le dices que igual tiene razón, que mejor te compras el del 100. Y te has comprado un bolso, o lo que sea, sin remordimientos y sin que te digan que te gastas demasiado dinero.

© ConanTheLibrarian

Pedir algo que no tiene nada que ver

Cuando tienes que convencer a alguien y no le conoces de nada, lo mejor es que le preguntes cualquier tontería. Cualquier cosa que no tenga nada que ver con lo que realmente quieres. Le puedes pedir que te ayude a algo. Me imagino un chico en una discoteca pidiéndole a una chica que le aguante la copa para atarse los cordones de las zapatillas. Ella dirá que sí, y cuando él le pida su teléfono será mucho más fácil que ella se lo de. Ya que ya ha establecido un contacto con ella se han ayudado y ha bajado la guardia.

Uso de emociones negativas

Esto implica el miedo, la culpabilidad, la lástima… puedes conseguirlo de distintas formas, implica hacer sentir mal a la persona para que se sienta mejor si hace lo que tú quieres.

Esto lo usan mucho los vendedores, te hacen sentir miedo de lo que pueda pasarte para venderte un seguro. O te cuentan todas las enfermedades posibles para venderte una enciclopedia de medicina. Cuando consiguen que estés asustado, creen que para evitar que les ocurra eso tienen que hacer lo que les sugieres. Ojo, porque esta técnica es muy agresiva y puede poner a la gente a la defensiva.

Otra opción es hacer sentir a alguien culpable de algo para remediarlo con lo que le propones. La manipulación emocional consiste precisamente en eso: te pones en el papel de víctima y la otra persona para ayudarte, para que no te sientas mal y para no sentirse culpable hará lo que sea.

El enfoque racional

El uso de la lógica y del racionalismo te puede ayudar mucho para convencer a alguien. Para eso es básico que tengas buenos argumentos y un buen discurso. Convence a los demás usando argumentos lógicos y demostrando que los demás argumentos no son tan racionales ni tan lógicos como el tuyo. Puedes combinarlo con el uso de emociones negativas: lo tuyo es lógico y lo de los demás, no sólo no es lógico sino que es peligroso. Una buena lista de peligros asociados a las opciones que no defiendes te ayudará a ser más persuasivo.

Hay otras técnicas de manipulación, muchas de ellas algo más agresivas y algunas mucho más discretas, pero igual de eficaces. Si te interesa este tema te recomiendo que leas nuestro libro Cómo manipular a cualquier persona con el que aprenderás a controlar las emociones de los demás y a saber aplicar las técnicas de manipulación para convencerles de lo que quieras.

 

8 opiniones en “3 técnicas para manipular a otros”

    1. Cuando te enteras de algo como la manipulación quizás llegues a pensar así. Pero aunque no lo creas, hay personas que manipulan aun cuando no son conscientes.

      Por ejemplo, los niños pequeños para conseguir de sus padres lo que desean suelen llorar, hacer berrinche o ponerse sentimentales con ellos.

    2. Cristian la manipulación va inherente en nuestra psique, es posible que tu mismo la hayas utilizado sin darte cuenta para conseguir algo.
      Lo perverso y tu seguramente denuncias es cuando el individuo en cuestión lo hace consciente de conseguir sus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.